Alimentación
La Razón

Lo que comen los peques

Criar a un hijo es una aventura extraordinaria y acertar a la hora de encaminarlo hacia un futuro próspero, una tarea que muchas veces se nos vuelve complicada. Pero de las primeras cosas a las que nos enfrentamos cuando dejan la lactancia es a proporcionarles una alimentación adecuada. Teniendo en cuenta que padre y madre trabajan, en la mayoría de los casos, el tiempo que se dispone para la compra y la cocina es limitado y como consecuencia se echa mano en exceso a los alimentos precocinados, congelados y demás soluciones rápidas que liquidan el trámite en un pis pas. De ahí que, hoy en día, haya aumentado el porcentaje de niños obesos y diabéticos. No hay más que echar un vistazo alrededor para comprobar que los más pequeños están comiendo inadecuadamente. En Japón la vida es igual de rápida que en el resto del mundo, sin embargo los niños nipones son los más sanos del mundo y es porque la comida japonesa es muy saciante y tiene un alto valor nutricional. Así a los peques no les queda mucho espacio en el estómago para llenarse de chuches. Su dieta se basa en abundancia de pescado, poquísima carne, frutas, verduras y mucho arroz: la base de la comida japonesa es el arroz, mucho antes que el pan o la pasta. La ventaja del arroz es que, cuando se cuece, se vuelve muy rico en agua y es mucho más bajo en calorías. También los japoneses hacen hincapié en la importancia de cenar juntos: los expertos sugieren que los padres deben reducir el estrés y la presión alimentaria y simplemente disfrutar de comer juntos como una familia. Fundamental también tratar de incluir todo tipo de alimentos en la dieta de los hijos desde que son muy pequeños, y, sin lugar a dudas, procurar que hagan ejercicio físico: que corran, que salten como hicimos todos y que se aparten de los videojuegos, que implican sedentarismo. ¿Difícil? No, sólo hay que ponerse a ello.

Outbrain