Investigación científica
La Razón

«Tomaremos más alimentos enriquecidos»

José Mª Ordovás / Investigador de JM-USDA-Human Nutrition Research Center de la Univ. de Tufts (boston); IMDEA-Alimentación Madrid y del CSIC

-¿Habrá más alimentos saludables enriquecidos o funcionales?

-Evidentemente es así. Que hagan falta o no y que realmente ofrezcan el beneficio prometido es otra historia. Pero a veces un producto enriquecido significa simplemente el devolverle sus características ancestrales, aunque en otros casos realmente es añadirle algo que no tenía. A ese respecto hay que tener cuidado, porque más no es mejor, pues más vitaminas, más antioxidantes, más de esto más de lo otro, nos puede sacar del equilibrio que necesitamos para mantener la salud.

-¿Los menús serán personalizados?

-La precisión puede ayudarnos a optimizar esa salud y que cada persona consuma lo que necesita.

-¿Qué papel juega la genética?

-Estudiar los genes nos dará las claves para esa nutrición de precisión. El genoma todavía oculta muchos secretos pero para eso está la investigación, para descubrirlos y poner esa información a buen uso.

-Ya se consumen insectos en la búsqueda de nuevas proteínas. ¿Habrá más fuentes de proteínas en el futuro?

-Parece que los insectos podrían ser una fuente inagotable de proteínas una vez salvemos el escollo de su aceptación en nuestras culturas. Ya se están haciendo hamburguesas en el laboratorio.

-El desafío es que se garantice el abastecimiento de la población cada vez mayor, pero minimizando el cambio climático...

-Hay que conseguir reducir los alimentos que se tiran o estropean. Luego ya vienen otros aspectos de producción que se irán resolviendo con los avances científicos.

Outbrain