Cáncer
La Razón

España alcanza el grupo de cabeza en la carrera de la investigación clínica en Europa

Las compañías farmacéuticas han impulsado más de 7.000 ensayos clínicos en España desde 2004

El desarrollo de una buena investigación clínica, la que se centra en el descubrimiento y desarrollo de nuevos medicamentos, sólo es posible en países que cuentan con profesionales sanitarios e investigadores altamente cualificados, un sistema sanitario de calidad, unas administraciones convencidas del valor de la innovación, un marco legal adecuado y una industria comprometida con la I+D.

España cuenta con todos estos factores, y gracias a ello en los últimos años ha logrado situarse entre los países con mejores condiciones para albergar investigación clínica puntera y de excelencia, según los últimos datos procedentes de Farmaindustria, la patronal del sector farmacéutico innovador.

En concreto, en apenas 10 años España ha experimentado un salto cualitativo y cuantitativo en este terreno, acortando de forma muy importante el diferencial que existía con Europa a la hora de poner en marcha ensayos clínicos sobre nuevos medicamentos, con todo lo que ello supone a la hora de permitir a los pacientes un acceso temprano a los nuevos medicamentos y de estar en la punta de lanza de la generación de conocimiento científico.

Según señala Farmaindustria, mientras que en 2004 los centros españoles más ágiles tardaban 93 días más que el mejor centro europeo para iniciar el mismo ensayo clínico, en la actualidad el diferencial es de sólo 30 días, según los últimos datos del Proyecto BEST de excelencia en investigación clínica, en el que participan 45 laboratorios, 60 hospitales y centros de investigación, 13 comunidades autónomas y 4 grupos de investigación independientes.

En el marco de un encuentro celebrado recientemente junto a la Sociedad Española de Directivos de la Salud, la responsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de la patronal, Amelia Martín Uranga, indicó que el plazo medio para la puesta en marcha de un ensayo clínico en España, desde que se presenta la documentación a las autoridades reguladoras y comités de ética hasta que se incluye al primer paciente, es actualmente de 174 días (que se reduce hasta los 124 días en la Comunidad de Madrid y a 135 días a nivel estatal días si no se cuenta el tiempo que emplea el promotor en preparar la documentación). Se trata de los últimos datos disponibles, correspondientes a 2016, lo que supone una reducción del 29% respecto al plazo de 244 días correspondiente a 2004.

“Esta importante rebaja de los tiempos para la puesta en marcha de los ensayos clínicos responde, entre otros factores, al trabajo conjunto y en la misma dirección de todas las entidades, tanto públicas como privadas, que intervienen en la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos, junto al nuevo Real decreto de ensayos clínicos, que ha allanado el camino para la realización de estos estudios”, señala Martín Uranga.

Desde 2004 y hasta el pasado año las compañías farmacéuticas asentadas en España han impulsado en España más de 7.200 ensayos clínicos, de los que la mitad corresponden a fases tempranas de la investigación (I y II), las que suponen una mayor complejidad y hacen posible además el acceso temprano de los pacientes a las nuevas terapias. Asimismo, según los datos del Proyecto BEST, en torno al 50% de estos estudios se centró en el descubrimiento y desarrollo de nuevos fármacos antitumorales.

Outbrain