Medio Ambiente
La Razón

Se busca startup para desarrollar la tecnología sostenible del futuro

Nace la primera aceleradora corporativa para energías limpias e infraestructuras sostenibles de España. Acciona, responsable de esta iniciativa, dará soporte financiero a las startups seleccionadas, además de trabajar con ellas en un piloto real

La inteligencia artificial o el big data y el analytics son las claves de la innovación del siglo XXI, también en sectores como el energético y el de la construcción o el agua. Su aplicación sirve para automatizar y digitalizar los procesos productivos de las empresas, hacer predicciones de activos o crear nuevos procesos constructivos. La tecnología avanza muy rápido y en cualquier lugar, desde una universidad hasta una startup, una empresa ya consolidada, etc. Para formar parte, como protagonista activo de este ecosistema y consolidar aún más su modelo de innovación abierta, la compañía Acciona ha decidido lanzar la primera aceleradora corporativa de startups en los sectores de energía renovable e infraestructura sostenible de España.

La primera edición de «I’mnovation #startups» está a punto de comenzar, aunque se prevé que cada año se abrirán dos convocatorias. Se busca a startups que impulsen tecnologías disruptivas que puedan aplicarse a las tres áreas de negocio principales definidas por Acciona (agua, construcción y energías renovables) o que afecten de forma transversal a toda su actividad y ayuden a cambiar su modelo operativo o de negocio. En esta primera edición se han recibido más de cien propuestas internacionales. Tras una preselección previa, un total de 16 empresas de cuatro nacionalidades (Reino Unido, Finlandia, Portugal y España) compiten ahora para entrar a formar parte de esta primera edición. Los representantes de las 16 compañías han tenido que mantener encuentros con más de 50 directivos de las líneas de negocio para exponer sus soluciones y posibles aplicaciones.

La aceleradora de startups forma parte de la plataforma I’mnovation, un proyecto más amplio con la que Acciona quiere integrar las líneas de innovación de sus propios equipos, tanto empleados como centros de I+D, con las tecnologías disruptivas que están apareciendo en Universidades, partners y startups. «Uno de los pilares fundamentales es la aceleradora, cuya primera edición está a punto de comenzar, aunque también se quiere fomentar programas de intraemprendimiento, colaboraciones con organismos y otros elementos que se irán desarrollando», explica Arantza Ezpeleta, directora general de Tecnología e Innovación de Acciona.

De esta forma se pretende situar a la compañía en el centro de un ecosistema de innovación en los sectores de infraestructura y renovables para convertirse en un agente que participe activamente en su futuro. Acciona ya tiene un reconocido perfil innovador, con una cifra de I+D+i de 194 millones de euros en 2016 que la sitúa en el sexto puesto en el Ránking de Innovación Industrial de la Unión Europea 2016. A través de I’mnovation, quiere catalizar las tendencias tecnológicas que marcan el futuro y materializarlas en aplicaciones competitivas acordes con su modelo de negocio sostenible.

Tecnología disruptiva

En los próximos días se comunicará qué startups participarán en el programa de tres meses durante los cuales contarán, por parte de Acciona, con soporte financiero, operativo y de negocio así como un fast track de compras y la posibilidad de cerrar acuerdos comerciales, de asociación o de financiación por parte de la empresa.

Una de las ventajas que tiene el contar con su propia aceleradora corporativa, tanto para Acciona como para las startups que participen es el carácter demostrativo y eminentemente práctico del proceso de aceleración. Y es que las startups seleccionadas en los próximos días trabajarán en un proyecto piloto ligado a la compañía para evaluar la aplicación a gran escala de su tecnología, es decir, trabajarán con sus propuestas en una línea de negocio específica, que solucione un problema y sobre todo, en un entorno real.

Este sistema permite a Acciona definir sus propios retos, decidir hacia dónde ir, y a la startup contar en su C.V. con un proyecto hecho en colaboración con un firma internacional que le permita buscar futuras financiaciones. «El punto clave del programa es crear un ecosistema con otros partners tecnológicos para colaborar con ellos; no tan industriales como en otros casos. El hecho de que sea corporativo lo diferencia, ya que en los sectores donde Acciona trabaja (agua, construcción y energía renovable) existen algunas iniciativas pero externas, es decir, que las empresas participan en aceleradoras como colaboradoras, pero el proceso no se desarrolla directamente en su seno. En el ámbito de la construcción sólo hay una iniciativa corporativa similar en Francia que arranca este mes», explica Telmo Pérez, director de Innovación de la compañía.

Outbrain