Tabaquismo
La Razón

10 amenazas para tu sonrisa

Una correcta salud bucal depende de muchos factores y cambios de hábito. Aquí te contamos qué te beneficia y qué te impide tener una sonrisa de película

¿Sueñas con una sonrisa de cine, perfecta y deslumbrante? Antes de gastar todos tus ahorros en un tratamiento exclusivo o de comprar una oferta poco fiable de blanqueamiento dental, quizá te interese saber que hay muchas cosas que puedes hacer en casa para cuidar la salud y el aspecto de tus dientes.

1. LA AMENAZA MÁS REAL

El tabaco es uno de los principales enemigos de dientes y, sobre todo, encías. Además de dañar nuestra salud, la nicotina y el alquitrán causan graves daños al esmalte dental, manchan la superficie de los dientes, provocan mal aliento y favorecen la aparición de caries y sarro.

2. TE DESPIERTAN, PERO MANCHAN

El té y el café son, después del agua, las dos bebidas más consumidas del mundo. Y, a diferencia de otras –como las que contienen azúcar o las que contienen alcohol–, no son perjudiciales para la salud. Por el contrario, tienen muchas propiedades beneficiosas para el organismo. Sin embargo, contienen sustancias capaces de manchar nuestros dientes.

El té negro y el rojo presentan una importante concentración de taninos, que amarillean los dientes. El café tiene cromógenos, una sustancia que también ‘tiñe’ la superficie dental.

3. AZÚCAR OCULTO A RAYA

Este es un poderoso enemigo para nuestros dientes. Sobre todo, el que se añade a las comidas y bebidas. “El consumo excesivo de alimentos y bebidas azucaradas es un riesgo importante, puesto que provoca una desmineralización del esmalte y favorece la aparición de caries”, advierte Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas de España.

4. MUCHO OJO CON LOS ÁCIDOS

Los ácidos del estómago son imprescindibles para digerir los alimentos, pero pueden causar mucho daño cuando no están donde deben estar. Los vómitos frecuentes, además de ser irritantes para el esófago y la garganta, son corrosivos para los dientes. Uno de los signos más visibles de la bulimia es, de hecho, el deterioro del esmalte y la pérdida de piezas dentales debido a la asiduidad con la que se vomita.

5. NO SOLO ANTES DE IR A DORMIR

Dos de cada 10 españoles no se cepillan los dientes con la frecuencia mínima recomendada (es decir, al menos dos veces al día). Elegir un buen cepillo de dientes, cambiarlo con frecuencia o emplear hilo dental son algunas claves para mejorar la limpieza de la boca.

La higiene bucal es clave para evitar o reducir la mayoría de los problemas que afectan a nuestros dientes. ¿Sabes hacerlo bien? Aquí te dejamos algunos consejos prácticos para mimar tu sonrisa.

EL CEPILLO:

- Elige uno que tenga cerdas de dureza media.

- Cámbialo por uno nuevo cada dos o tres meses (o antes, si las cerdas se deforman).

LOS BÁSICOS:

- Hay que cepillar todas las caras del diente: delante, detrás y la superficie de masticación.

- Pasa el cepillo con movimientos suaves y cortos.

LOS COMPLEMENTOS:

- Usa hilo o cinta dental: es muy útil para limpiar el estrecho espacio que hay entre los dientes. Allí no llega el cepillo, pero sí las bacterias y los restos de comida.

- Usa un enjuague bucal para terminar la limpieza. Elige uno sin alcohol y sin clorhexidina para evitar que los dientes pierdan su blancura (a menos que tengas otras complicaciones y tu dentista te haya indicado lo contrario).

6. BLANQUEAMIENTOS ARRIESGADOS

Antes de escoger cualquier producto o aventurarse en cualquier oferta, conviene saber que el blanqueamiento dental es un proceso abrasivo que elimina una pequeña capa exterior del diente y se realiza con peróxido de hidrógeno. Las concentraciones elevadas de este compuesto o su uso inadecuado puede causar serios problemas, desde daños en las encías hasta una severa agresión.

Outbrain