Salud
La Razón

Golpe de calor: protégete ante el ‘mal del verano’

Pasar muchas horas bajo el sol puede provocar tener consecuencias en tu organismo. Te contamos cómo prevenir un golpe de calor para que disfrutes plenamente del verano

Ni puede darte solo al exponerte al sol ni es un simple vahído: la temperatura corporal puede sobrepasar los 40º ante una exposición muy prolongada a temperaturas elevadas, lo que altera todo el sistema nervioso y puede conllevar riesgo vital. Te damos claves para mitigar uno de los perjuicios principales de la salud en verano.

NIÑOS, FUERA DEL COCHE. Nunca hay que dejar a los niños en el coche a una temperatura muy alta, ni mucho menos si están solos. Mantente atenta a sus necesidades de hidratación y a su temperatura corporal.

GRUPOS DE RIESGO. Gente mayor, niños, embarazadas y personas que trabajan o hacen deporte al aire libre deben ir con especial cuidado en verano, usar protector solar, beber dos litros de agua como mínimo al día y vestir con prendas holgadas.

ATENCIÓN A LOS SÍNTOMAS. Dolor de cabeza intenso, fiebre, sequedad de mucosas, falta de visión, mareo y malestar general son posibles signos de un golpe de calor. Acude al médico si tú o un familiar sentís dichas molestias. Especialmente alerta si son mayores.

PRIMER ABORDAJE. Si sospechas que alguien de tu entorno está sufriendo un golpe de calor, aparte de llamar al médico de inmediato, puedes refrescarle con agua fría o paños húmedos; colocarlo a la sombra y darle de beber agua si está consciente.

Outbrain