Salud
La Razón

¿Quieres saber cuándo son tus días fértiles para concebir?

El período normal que tarda una pareja en concebir un hijo suele rondar el año

Una de las decisiones más determinantes en una pareja es el hecho de convertirse en padres. Esta experiencia supone un cambio radical en la vida de las personas, por lo que es necesario un proceso de preparación, tanto a nivel físico como emocional, ya que una vez dado el paso no hay marcha atrás. La incorporación de las mujeres a la vida laboral ha supuesto que cada vez más se retrase la edad para tener hijos, teniendo esto consecuencias a la hora de concebirlos.

A la hora de intentar concebir un hijo es importante tener en cuenta los días más fértiles de las mujeres, ya que éstos varían a lo largo del mes dependiendo de la ovulación. La fertilidad femenina también se va a ver afectada por otros factores como la edad, reduciéndola cuanto mayores sean los padres, o el tabaco. Es conveniente eliminar hábitos como el fumar o el beber alcohol, además de realizar ejercicio físico que nos mantenga en la forma adecuada. Si la mujer está sometida a algún tratamiento hormonal o anticonceptivo, como pueden ser el DIU o la píldora, es aconsejable dejar el tratamiento y esperar unos meses antes de intentar concebir, ya que es necesario que el cuerpo se adapte a su nueva situación.

El período normal que tarda una pareja en concebir un hijo suele rondar el año, pero, en el caso de que esté período se alargue en el tiempo, hay varias acciones que se pueden llevar a cabo para aumentar las posibilidades de embarazo analizando el proceso de ovulación. La regularidad del ciclo menstrual es algo variable, por lo que muchas mujeres no saben con exactitud cuáles son sus días fértiles, pero existen métodos tradicionales que nos permiten averiguarlo: observar el flujo vaginal, analizar la temperatura basal o conocer el nivel de la hormona luteinizante, que es la que controla la ovulación, son algunos de ellos.

El flujo vaginal a lo largo del ciclo menstrual va sufriendo cambios tanto en cantidad como en aspecto, siendo denso, de menor cantidad y de color blanquecino los días no fértiles y más líquido y transparente cuando está teniendo lugar la ovulación. Este cambio se produce por un aumento del nivel de estrógenos en el cuerpo femenino.

La temperatura basal consiste en anotar diariamente la temperatura corporal de la mujer para analizar las variaciones, ya que antes de la ovulación la temperatura aumenta varias centésimas. Es importante que esta medición se haga siempre a la misma hora, en el mismo lugar y con el mismo termómetro, repitiendo el proceso durante varios meses.

Por último, conocer el nivel de luteinizante en nuestro cuerpo. El aumento de esta hormona se produce entre 24 y 48 días antes de la ovulación, siendo éste el momento de máxima fertilidad y, por tanto, el más idóneo para quedarse embarazada. Para este proceso existen unos sencillos test que te dan los resultados a través de un análisis de orina.

Hoy en día, y gracias a todos los avances sanitarios, hay una gran cantidad de tratamientos y herramientas para ayudar a las parejas a la hora de ser padres, facilitando, de esta manera, la vida de las personas en el caso de que surja algún inconveniente en lo relacionado a la fecundación.

Outbrain