Alzheimer
Pilar Pérez

Cada siete segundos aparece un caso de alzhéimer en el mundo

La gran cumbre internacional de la enfermedad neurodegenerativa ha reunido en Lisboa esta semana a los mayores expertos mundiales y ha presentado nuevos recursos para combatirla

El pasado día 21 de septiembre se celebró en Lisboa una de las cumbres más importantes en torno al Día Mundial del Alzheimer. Su majestad la Reina Doña Sofía y del presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa, presidieron la inauguración del «Alzheimer’s Global Summit», y que contó también con la presencia del Premio Nobel de Medicina, John O’Kefee, que ofreció la lección magistral. En la cita portuguesa se presentaron novedades terapéuticas y recursos claves para los pacientes y los familiares afectados por esta patología neurodegenerativa que es responsable de cada siete segundos una persona desarrolle la patología y viva con sus secuelas.

Las cifras y los cálculos cada vez son más terribles: para el año 2050, más de un millón de personas en España tendrán alzhéimer, por lo que se convertirá en la enfermedad más importante del siglo XXI; hoy, en nuestro país, una de cada seis personas mayores de 65 años y casi un tercio de los mayores de 85 años lo padece, sumando un total de 600.000 enfermos. Mercè Boada insistió durante su intervención en que: «Nosotros no nos rendimos y la población tampoco en la lucha contra las demencias».

La neuróloga explica que «si no tuviéramos tantos voluntarios dispuestos a someterse a nuestras investigaciones, nuestras conclusiones para avanzar en la lucha contra la demencia no serían posibles». Los ya enfermos de alzhéimer aceptan colaborar en este tipo de investigaciones, según Boada, pensando en que así ayudarán a evitar que sus hijos y nietos se vean afectados en el futuro. Por su parte, los hijos y nietos piensan que de alguna manera ayudan a su padre o abuelo, concluye.

Por su parte, Pablo Martínez-Lage, de la Fundación CITA, expuso la importancia de que España esté muy cerca de presentar su Plan Nacional de Alzhéimer, y ha destacado que el Centro de Referencia Estatal del Alzhéimer del Imserso (CREA) «ha creado y ha dado el pistoletazo de salida al Grupo Estatal de Demencias, que ha conseguido unir todos los esfuerzos de los agentes involucrados en la lucha contra el alzhéimer». Aquí, juega un papel clave la apuesta personal de su Majestad, doña Sofía, con la fundación que lleva su nombre, y que avala y concentra la mayoría de las investigaciones en curso que arrojan luz sobre los misterios que esconde la patología neurodegenerativa.

Micheline Selmes, presidenta de la Fundación Alzhéimer España (FAE), manifiesta que «con el mensaje ‘‘Contigo contra el Alzhéimer’’, luchamos para que se nos recuerde celebramos este día mundial. Desgraciadamente, gran parte de la población considera los primeros síntomas de la enfermedad como una consecuencia normal del envejecimiento; a pesar de que los primeros signos pueden ser detectados aproximadamente 12 años antes de su diagnóstico».

Así, en la actualidad, diez años antes de ser diagnosticada ya aparecen los sentimientos depresivos o problemas de memoria en el paciente; y seis años antes ya se aprecian dificultades para realizar tareas complejas, como usar el transporte público, administrar dinero o seguir un tratamiento médico de forma correcta.

Por eso, resulta importante encontrar estudios como el que presentó Bryan Strange, investigador de Fundación CIEN (Centro de Investigaciones de Enfermedades Neurodegenerativas) y Fundación Reina Sofía: «Algoritmo predictivo de la enfermedad de Alzheimer y “Vallecas Brain”». Con el hallazgo de esta «suerte» de fórmula, se puede calcular, con una precisión más o menos determinada, la detección de la patología hasta dos años antes de que se den los temidos signos clínicos. «Ésta será buena forma de poner en marcha estrategias preventivas y de retraso de la enfermedad», subraya Jesús Ávila, máximo responsable de la Fundación CIEN y Ciberned.

Outbrain