Prevención
La Razón

El 10% de los infartos en jóvenes tiene causa genética

Las enfermedades cardiovasculares son la causa de una tercera parte del total de las muertes no transmisibles en el mundo

Con motivo del Día Mundial del Corazón, celebrado este viernes, Cardioalianza –entidad que representa a 14 organizaciones de pacientes con enfermedad cardiovascular– ha puesto en marcha una campaña en redes sociales con el fin de concienciar a la población de que la mayor parte de las enfermedades cardiovasculares (ECV) son prevenibles y de que todos somos corresponsables del cuidado de nuestra propia salud.

Si bien esto es cierto, un reciente estudio llevado a cabo por cardiólogos del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares (Cibercv), han descubierto que aproximadamente el 10% de las personas menores de los 65 años que padecen un infarto tienen un defecto genético que provoca hipercolesterolemia familiar.

Las ECV son la primera causa de muerte en el mundo, siendo las responsables de 17,5 millones de muertes cada año y se espera que esta cifra alcance los 23 millones en 2030. De este modo, las ECV son la causa de una tercera parte del total de las muertes no transmisibles en el mundo, alrededor del 80% de las cuales se producen en países de ingresos bajos y medios. En nuestro país los datos no son mejores ya que la ECV es también la primera causa de muerte, siendo las responsables del 29,3% del total de defunciones, por delante del cáncer (26,4%) y de las enfermedades respiratorias (12,3%).

Entre ellas destacan la enfermedad coronaria, el infarto agudo de miocardio, la insuficiencia cardiaca, el accidente cerebrovascular (ictus) y la enfermedad vascular periférica. Además son enfermedades muy asociadas a otras comorbilidades que agravan, provocan o acentúan la primera. Así, desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición aclaran que entre los factores de riesgo cardiovascular hay que incluir, además de la hiperglucemia, la hipertensión, la dislipemia, la obesidad y el sedentarismo.

Outbrain