Cirugía
Raquel Bonilla

«Los implantes tan baratos suponen un riesgo para la salud»

Gema Maeso / Directora de la Clínica RelaxDent y profesora del Máster de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid

Licenciada en Odontología y especialista en periodoncia e implantología, Gema Maeso aplica en su clínica RelaxDent, ubicada en la madrileña calle López de Hoyos, 92 (teléfono 91 562 80 27), una filosofía de trabajo muy clara: apostar por el diente. ¿Por qué?

-Conservar las piezas originales es clave para nosotros e intentamos mantener el diente a toda costa. Cuando no queda más remedio se opta por el implante.

-Pero ahora la tendencia es poner implantes a la primera de cambio...

-Sí. Soy especialista en implantología y es lo que más me gusta hacer, pero tengo claro que se trata de la última opción. En RelaxDent hacemos todo tipo de tratamientos para conservar el diente. España es el único país en el que la gente cree que el implante es mejor que el diente natural, pero lo que no saben es que tiene consecuencias.

-¿Qué problemas pueden derivar los implantes?

-Los implantes ya llevan desde los años 60 colocados en boca y ahora empieza a haber estudios a largo plazo sobre sus consecuencias. Hay uno muy reciente que confirma que con el paso del tiempo el 43% de los implantes genera mucositis, que es una inflamación sin pérdida de hueso, mientras que un 19% de los implantes que llevan más de 25 años en boca van a desarrollar periimplantitis, que es el problema más grave, ya que implica la pérdida de hueso y, hoy por hoy, no hay una solución fiable para ello.

-Sin embargo, cada vez hay más cadenas que anuncian implantes por menos de 200 euros... ¿Dónde está el secreto para lograr esos precios imbatibles?

-En reducir la calidad. En España ahora mismo hay cerca de 300 marcas diferentes de implantes, de las cuales prácticamente sólo algunas son verdaderamente adecuadas y fiables. En nuestro caso ponemos el segundo tipo de implante que se inventó, que hoy por hoy es la mejor opción, pero también la más cara. A mí me cuesta más el implante que el precio por el que lo ponen otras cadenas. Evidentemente no es lo mismo. Y a eso se suma que lo pone gente con cursos de apenas un fin de semana. En definitiva, esos precios son a costa de renunciar a la calidad del implante en sí, el conocimiento del operador y la experiencia. Ahí está la clave para entender esos precios tan agresivos.

-¿Pueden poner en riesgo la salud?

-Sí y de manera muy grave. Nuestra clínica tiene pacientes que han sido tratados en grandes cadenas dentales y que ahora vuelven aquí porque cualquiera no puede solucionar los problemas que les han generado. Una periimplantitis no sabe solucionarla todo el mundo y en esos casos es vital acudir a expertos. He visto casos muy graves.

-¿Qué papel juega la tecnología en su clínica?

-Todo el equipo acude siempre a todos los congresos y estamos en formación continua, por eso estamos totalmente al día en materiales de última generación. Y eso también influye en el precio, pues no es lo mismo un composite de marca blanca que otro de reconocido prestigio. Además, estoy especializada en esterilización y asepsia y aquí tenemos los mejores sistemas que nos ayudan en esta fase. Apostamos por los últimos materiales y la mejor calidad. En eso no podemos escatimar. Es la manera de que los avances lleguen al paciente.

-¿Cuáles son las especialidades de la clínica madrileña RelaxDent?

-Tocamos todas las especialidades. Contamos con una ortodoncista que, además de hacer tratamientos pediátricos, trabaja mucho con adultos. De hecho, tenemos un porcentaje muy alto de personas de más de 60 años con ortodoncia, y es que esta opción no es sólo cuestión de estética sino también significa salud. Ella es especialista en ortodoncia invisible y tratamos muchos casos combinados de ortodoncia con periodoncia. También tenemos una dentista especializada en endodoncia y otra en ATM (articulación temporo muscular), que hace referencia a esa gente que rechina los dientes y eso se traduce en dolores de espalda, de cuello, artrosis... Contamos además con una especialista en odontología estética. Aquí la tendencia es la opción mínimamente invasiva (inlay y onlay), que son incrustaciones... Se apuesta por añadir y no por quitar. Y además somos especialistas en implantes, aunque el 90% de los que ponemos es por fractura, que prácticamente es el único caso que hoy por hoy no tiene solución de conservar la pieza original.

-¿Qué importancia debemos darle a la salud bucal?

-La salud de la boca tiene implicaciones a nivel general. Cada vez hay más estudios que confirman que la enfermedad periodontal está asociada a infartos, ictus, parto prematuro, EPOC, enfermedad renal, artritis... Y la gente no percibe esta relación.

-¿Cuál es su consejo?

-Visitar al dentista una vez al año, pero si es cada seis meses, mejor. Si sangra una encía, eso significa que pasa algo. Es muy importante detectarlo precozmente para evitar que problemas posteriores. Y también aconsejo que los niños acudan cuanto antes al dentista, sin esperar a los cuatro años.

Outbrain