Cáncer
Pilar Pérez

Luz verde a dos nuevas moléculas contra el cáncer de mama metastásico

Esta semana el arsenal terapéutico contra el cáncer de mama metastásico, que en España supone hasta un 30% de los más de 25.000 de casos que se diagnostican cada año, cuenta con dos nuevas moléculas que otorgan una mayor superviviencia a las pacientes. Por un lado, desde el 1 de noviembre, palbociclib –Ibrance, comercializado por Pfizer– estará disponible en España para el tratamiento de mujeres con cáncer de mama localmente avanzado o metastásico (CMm) con receptores hormonales positivos y receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano negativo (RH+/HER2-). El medicamento ha recibido la aprobación para esta indicación en combinación con un inhibidor de la aromatasa y en combinación con fulvestrant en mujeres que han recibido previamente terapia endocrina. «Palbociclib ofrece a las pacientes con CMm RH+/HER2- 10 meses más de supervivencia libre de progresión frente al tratamiento estándar en primera línea. En las pacientes que han progresado tras una terapia previa, palbociclib proporciona 6,6 meses más de supervivencia libre de progresión frente a fulvestrant», apunta Miguel Martín, presidente de Geicam y jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Por otro, llega ribociclib –Kisqali, comercializado por Novartis– autorizado en España como terapia hormonal inicial para el tratamiento de mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama localmente avanzado o metastásico HR+/HER2-, en combinación con un inhibidor de la aromatasa. Los resultados de dicho estudio demostraron una mediana de supervivencia libre de progresión de 25,3 meses para ribociclib más letrozol frente a los 16,0 meses para letrozol más placebo1. Según Eva Ciruelos, presidenta del grupo de investigación Solti y oncóloga médica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, «Kisqali junto con letrozol incrementa de forma significativa el periodo de tiempo hasta la progresión –con el cáncer de mama controlado– en pacientes que sufren de un tumor avanzado de tipo hormonal o luminal».

Outbrain