Movistar+
La Razón

«House of Cards», la madurez de las series políticas

No lo supimos hasta que vimos el primer capítulo de «House of Cards». Desde las primeras secuencias el espectador se dio cuenta que la ficción necesitaba una serie como ésta. Era un imperativo artístico e incluso ético. Su existencia tenía varias coartadas para resultar ser uno de los monumentos televisivos de los últimos años. En primer lugar, el «establishment» político de Washington precisaba una serie que le pusiese frente al espejo y les mostrase cómo pueden ser algunos de los que mueven los hilos del poder. Para los ciudadanos es una revelación sobre la fauna política y la manipulación a la que puede ser sometido su voto, al descubrir que no es de su propiedad y sí del partido al que votan y, en última instancia, del político que se beneficia de su decisión.

Todo esto se ha aprendido gracias a Frank Underwood (Kevin Spacey) y su esposa, Claire (Robin Wright), una pareja que tal vez alguna vez estuvo unida por el amor, pero cuyo lazo más sólido es su ambición, la complicidad que demuestran para practicar el arribismo político. El perfil psicológico de Frank Underwood es repudiable. Sin embargo, tiene algo que le hace irresistible al espectador. Seguramente porque es un seductor nato, porque tiene una inteligencia privilegiada aunque la utilice para un único fin: él mismo. Es un cínico, manipulador, intrigante, narcisista y un asesino. Nunca la política se mostró de forma tan descarnada e intuimos que tan real. Porque aprendices debe haber muchos, pero solo unos pocos están en las condiciones de ser un maestro. Él lo es. Primero fue congresista demócrata; después, vicepresidente, para al poco tiempo alcanzar la presidencia de EE UU. La quinta temporada, que Movistar Series estrena entera -un regalo para los seriéfilos dependientes de Underwood-, empieza con una frase lapidaria: «El pueblo estadounidense no sabe lo que le conviene. Yo sí». Esa declaración de intenciones podría haber salido de cualquier discurso, o Twitter, de Donald Trump, que tampoco dudaría en iniciar una operación militar a un grupo terrorista islámico para, a modo de sordina, silenciar sus escándalos públicos y privados. Robin Wright, que interpreta a Claire ha bromeado al decir: «Se nos han agotado las ideas, Trump no las está robando todas». Sabemos que no, que Underwood y ella siempre tienen un as en la manga para superar cualquier línea roja moral que se interponga en su camino. Seguramente ningún espectador les quiera como pareja presidencial, pero ninguno de ellos puede prescindir de ellos como personajes televisivos con múltiples aristas.

«House of Cards», estreno en maratón de la Temporada 5, en exclusiva en Movistar Series (dial 11) el 31 de mayo (a partir de las 09:25h), al día siguiente a su estreno en EE UU. Completa bajo demanda desde ese día.

Outbrain