Esquí
La Razón

Astún Candanchú, el maridaje perfecto se consolida con el 100K. Astún estación privilegiada

Las estaciones de Candanchú y Astún han apostado fuerte esta temporada por el esquí, lo han hecho a través de una alianza para que los amantes de este deporte disfruten de uno de los dominios esquiables más grandes de España.

Esta alianza nos ofrece esquiar en un dominio de 100 kilómetros, con 101 pistas, 14 itinerarios y 40 remontes con una capacidad de transporte de 46.000 personas por hora. Si queremos cambiar de estación disponemos de un servicio de transporte gratuito que realiza el trayecto en tan solo 8 minutos. Los forfaits son únicos y válidos para ambas estaciones, por lo que los esquiadores pueden esquiar en Astún o Candanchú indiferentemente y disfrutar así de las pistas y servicios que ofrecen ambas.

Esta alianza no es la primera vez que se realiza, en la temporada 1999-2000 también se podía esquiar en ambas estaciones con el mismo forfait, el resultado fue muy positivo y ambas estaciones de esquí llegaron a batir récords históricos de visitantes, elevando las cifras de esquiadores a más de 300.000 en cada centro invernal.

No sólo es una alianza positiva para Astún y Candanchú, lo es sobre todo para el Valle del Aragón, quién se beneficia de un mayor número de visitantes con sus respectivas necesidades; comercio, hostelería, restauración y muchos otros servicios.

Qué mejor que preparar una escapada al 100K para disfrutar de esta alianza entre dos emblemáticas estaciones.

Llegamos al Valle del Aragón, el tiempo está cambiando después de unos días primaverales y tenemos la esperanza de nuevas nevadas. Nos alojamos en el Hotel Santa Cristina situado muy próximo a las estaciones de Astún y Candanchú. El Hotel Santa Cristina es un edificio de montaña con historia, construido a finales del siglo XIX, es una edificación militar destinada en sus inicios al cuerpo de Carabineros como aduana. El hotel está sumamente bien integrado con el valle, en su cuidado interior predomina la madera y la piedra, confortables y tranquilas habitaciones con vistas espectaculares a la montaña y su spa con vistas hacen de este hotel un lugar idóneo para relajarse tras una jornada de esquí, bien arropado por su cuidada cocina donde podemos degustar una gastronomía de altura en su agradable restaurante Boj.

Nos levantamos con una fina nevada y el cielo anuncia nuevas precipitaciones, es perfecto, vamos a disfrutar de unas condiciones óptimas para la práctica del esquí, hoy esquiamos en Astún.

Astún, la estación más joven de Pirineos

Situada en el Pirineo Aragonés, más concretamente en el Valle del Aragón, con acceso por la N-330 en dirección a la frontera franco-española de Somport a 33 km. de Jaca y 115 km. de Huesca. Su privilegiada orientación en un valle transversal al eje pirenaico la protege de las corrientes de viento. Entre sus cotas 1.660 m. y 2.300 m. Astún cuenta con una gran variedad de pistas de todos los niveles. El núcleo residencial situado a pie de pistas cuenta con todos los servicios: restauración, alquiler y venta de material, hoteles, apartamentos, guardería, etc.

La estación se puso en marcha el 18 de diciembre de 1976, con sólo dos telesillas, uno a La Raca y otro a Sarrios. Desde aquel momento se ha ido ampliando tanto en pistas e instalaciones de esquí como en servicios. Actualmente la estación ocupa dos valles de alta montaña: La Raca - Sarrios y Truchas, cada uno de los cuales es accesible desde la base mediante un telesilla.

Si algo distingue a Astún es la calidad de su nieve y el cuidado de sus pistas gracias al profesional trabajo de reconocidos pisteros que hacen que la nieve esté en perfecto estado para su disfrute.

Pistas perfectas para todo nivel de esquiador, desde el principiante, pasando por los que disponen de un nivel medio hasta llegar a los más exigentes, Astún cuenta con 5 pistas verdes, 18 azules, 21 rojas, 6 negras, 10 itinerarios, 1 snowpark y un estadio de competición.

Entre las preferidas se encuentra la pista negra Llanos del Sol y para los amantes del freeride la que se conoce como Zona de Pinos, un trayecto que se desarrolla por detrás de la estación hasta que llega al valle de Canal Roya.

Para aquellos que no se orientan con facilidad en las montañas, Astún cuenta con la particularidad de que todo empieza y acaba en el mismo sitio, haciendo muy fácil el punto de encuentro.

Astún ha sido sede de importantes competiciones, de carácter local, nacional e internacional durante más de cuatro décadas de historia.

Recorremos la estación disfrutando de la buena nieve, pero no sólo de esquí vive el hombre, es el momento de reponer fuerzas, un tentempié en uno de los locales de moda que ofrece en pistas Astún, en la cota 2000 encontramos este espacio gastronómico, Henri Abelé Lounge, donde disfrutamos de sabrosas tapas y una copa de champagne. Seguimos esquiando y recorriendo la estación hasta caer extasiados con una sonrisa en la cara y unos cuantos kilómetros en nuestras piernas. Volvemos al centro neurálgico de Astún y visitamos el restaurante Midi del Hotel Europa, un lugar confortable y cálido donde disfrutamos de la comida rememorando las bajadas del día por las pistas de Astún.

Después de una jornada intensa de esquí, sigue nevando y tenemos una cita con Andrés Pita, Subdirector de Astún.

¿Qué le caracteriza a Astún?

Astún es privilegiada en cuanto a la nieve, por su orientación y por su terreno, en Astún es todo prado y esto favorece la retención de nieve y su pisada, la cota mínima está muy alta a 1700 metros y con 15 cm de nieve se esquía y nos permite hacer un pisado y mantenimiento adecuados.

Estamos próximos al final de temporada, ¿cuál es el balance hasta la fecha y feedback de la alianza del 100K?

Empezamos en temporada alta que es el Puente de la Constitución, pero, todavía nos queda vivir la siguiente temporada alta que es Semana Santa.

La previsión es que la temporada se cerrará con un buen resultado porque empezamos muy bien, actualmente tenemos mucha nieve y las perspectivas de afluencia de esquiadores de aquí a Semana Santa son muy buenas.

Ha caído muchísima nieve y la previsión para esas fechas es de buen tiempo; buena calidad de nieve y el buen tiempo son las dos razones principales que hacen que los esquiadores quieran despedirse a lo grande de la temporada.

Nuestros clientes están muy contentos porque ya no tienen que optar por una estación o por otra, sino que, con ese mismo forfait pueden decidir a qué estación quieren ir a esquiar. Además, cuentan con un autobús que los traslada de una estación a otra, esta flexibilidad les permite esquiar el mismo día en las dos estaciones.

Todo favorece y hace más atractivo venir a esquiar al Valle, los usuarios no tienen ya que decidir una estación u otra, ahora tienen el 100K. Estamos observando un intercambio alto de esquiadores, estamos muy satisfechos.

¿Es viable la unión física de Astún y Candanchu?

Si, de hecho, cuando se hizo el máster plan se estudió esa unión física con Candanchú e incluso con Formigal.

Astún está en el centro de este proyecto, nunca Astún pondrá objeciones a llevar a cabo este proyecto porque con muy poco conseguiríamos lo máximo, conseguiríamos situarnos en el número uno de los dominios esquiables de la península, de los Pirineos y uno de los grandes dominios esquiables Europeos, estamos a 4km en línea recta entre Astún y Formigal y a 2 Km de Candanchú.

Para hacer realidad esta unión se precisa de una gran inversión inicial y la aprobación de diferentes instituciones públicas.

¿El 100K está captando nuevos esquiadores para ambas estaciones?

Lo primero que teníamos que hacer era unirnos con Candanchú y lo hemos logrado.

Gracias a esta unión, hemos tenido más esquiadores que otras temporadas, aunque aún es pronto para realizar un análisis concreto y exhaustivo, pero sabemos que el resultado será positivo.

Estamos en un lugar muy atractivo, con buenos servicios, poblaciones importantes como Jaca y somos muy accesibles desde diferentes puntos de la geografía.

Inversiones en próxima temporada

Candanchú va a realizar inversiones que evaluarán una vez se cierre la temporada y nosotros debemos hacer lo propio, sentándonos a hablar del balance obtenido.

En Astún tenemos en mente inversiones en innivación y remontes, el desarrollo urbanístico también evolucionará, ya aprobado, es cierto que estamos trabajando en un plan de urbanización, una urbanización mayor para poder ofrecer más y mejores servicios, el principal es potenciar el alojamiento para tener más clientes a pie de pistas.

Astún es la estación más joven del Pirineo y se ha unido a la estación más veterana. En el Pirineo estaciones como Formigal y Candanchú nacieron a partir de poblaciones ya existentes, Formigal tiene Sallent, Cerler tiene Benasque o el propio Candanchú. Para nosotros supuso una inversión muy importante, partiendo de cero, pero por el contrario nos permitió planificarlo y desarrollarlo con un enfoque más moderno, pensado y enfocado a los clientes y servicios. La desventaja, es haberlo hecho el último y haberte perdido muchos años, pero en lo referente a ventajas, todas.

Nuestro objetivo es armonizar el dominio esquiable con la urbanización que desarrollemos. Es un planteamiento moderno que ha estudiado la capacidad de esquiadores hora, densidad esquiadores por hectárea, flujo de gente que puede subir desde Jaca, etc., todo enfocado a dar un gran servicio a nuestros clientes.

El 100K ha redundado en beneficios al Valle

Al que más beneficia la unión del 100K es al Valle, no a las estaciones.

La Asociación Turística podrá corroborar este dato: las tasas de ocupación han subido, los hoteles han tenido una buena temporada, el après ski ha aumentado, Jaca ha tenido más pernoctaciones, eso ha repercutido en tiendas, supermercados, pequeños comercios, etc.

Cuanto mejor nos vaya a las estaciones mejor le irá al Valle.

Astún y el medio ambiente

Los más interesados en que el monte esté bien somos quienes lo explotamos.

Las instalaciones tienen un impacto pero, menos del 4% de la superficie del Pirineo de alta montaña de Aragón lo comprenden las estaciones de esquí y el 10% del PIB proviene de las estaciones.

Somos de las pocas estaciones de esquí que cumplen con todos los sistemas medioambientales. Hace muchos años se talaron los bosques por la acción de los pastos no por las estaciones de esquí, ahora lo que están haciendo las estaciones es repoblar el bosque.

Tenemos la “Q” de Calidad Turística, que tiene su componente medioambiental, fuimos los primeros en obtenerla.

Un servicio cada vez más exigido, la gastronomía en las estaciones

La exigencia del cliente es tan alta como en cualquiera de las principales ciudades de España, por lo que el cliente quiere una buena calidad de servicio y de producto, esa demanda se tiene que atender al nivel de la exigencia.

La gastronomía es un punto fundamental en Astún y Candanchú.

Contamos con la ayuda y asesoramiento de Carmelo Bosque, que empezó en el Hotel Tobazo de Candanchú y es referente en la cocina a nivel nacional.

Outbrain