Esquí
La Razón

Astún Candanchú, el maridaje perfecto se consolida con el 100K. Candanchú veteranía alpina

Segundo día de nuestro viaje por el Valle de Aragón, durante la noche nevaba con fuerza, nos levantamos y nos asomamos con ganas de saber que nos vamos a encontrar. Increíble, podemos ver que no sólo sigue nevando, medio metro ha caído en las últimas 24 horas, el fin de temporada es prometedor, hoy esquiamos en la mítica estación de Candanchú.

Candanchú, la estación decana con paisajes de ensueño

Está situada en el Pirineo aragonés en el nacimiento del río Aragón y junto al Puerto del Somport. Vecina de la estación de Astún, se encuentra a 27 km al norte de la ciudad de Jaca.

Es una estación con un paisaje muy alpino, espectaculares macizos y con una gran historia en su haber. Fué la primera estación de esquí que se inauguró en España, en 1928 y la primera que puso en marcha los cursillos de esquí. A finales de la década de los años 20 del pasado siglo las laderas vírgenes de Candanchú empezaron a ser testigo de los primeros esquiadores. Poco después surgieron las primeras competiciones y cada vez más seguidores y adeptos a este deporte. A la par se construye el Hotel Candanchú, origen de la actual urbanización y motor fundamental de su desarrollo.

La inauguración del ferrocarril del Canfranc, en 1928, facilitó la llegada de los pioneros del deporte blanco, que encontraron en Candanchú las condiciones ideales para practicarlo. Fueron los zaragozanos del Club Montañeros de Aragón y los vascos del Club Tolosano de Esquí los que organizaron los primeros campeonatos y acondicionaron inicialmente las pistas.

Candanchú se convirtió en el referente indiscutible del esquí español y como consecuencia de su popularidad se comenzaron también a instalar los primeros remontes. Así nació la historia de esta estación y así germinó su prestigio fundamentado en su veteranía y en la excepcional calidad de muchas de sus pistas de esquí. Tobazo, La Tuca, Tortiellas, Aludes, Carabineros, Quebrantahuesos o el mítico itinerario del Tubo de la Zapatilla forman parte de la galería de descensos más exigentes, atractivos y emocionantes del esquí español.

El techo de la estación con 2400 metros de altitud es La Tuca Blanca, un espectacular escenario de paisajes inigualables.

Candanchú dispone de 10 pistas verdes, 12 azules, 16 rojas, 13 negras y 4 itinerarios. Ofrece una de las mejores zonas para debutante de todo el país, localizada en Pista Grande.

Las competiciones nacionales e internacionales que se celebran en Candanchú siempre despiertan gran interés y admiración. Cuenta con 9 pistas de competición de esquí alpino homologadas por la Federación Internacional de Esquí (FIS) para slalom, slalom gigante y 8 pistas de competición de esquí de fondo con niveles COC + FIS para estilo clásico y libre.

Los amantes del esquí de fondo cuentan con un circuito de 3 recorridos balizados y pisados, unido al circuito Somport. En el interior del Circuito de Fondo, podemos encontrar el estadio de Biathlon; única instalación existente en España destinada a esta modalidad.

No nos olvidamos de los amantes del freestyle porque Candanchú acaba de estrena snowpark, situado en la zona de La Tuca y accesible por el telesquí Zapatilla I.

Salimos del hotel dirección a Candanchú, tras la gran nevada los quitanieves han hecho su trabajo y la carretera está totalmente limpia y despejada. El paisaje es espectacular y nuestra sonrisa nos delata, vamos a disfrutar a lo grande.

Empezamos por el Tobazo, impresionante como está la nieve, seguimos esquiando por la Rinconada devorando kilómetros de pistas, volvemos a subir y ahora toca la Tuca Blanca donde hacemos una parada para apreciar las magníficas vistas. Los descensos nos abren el apetito y a media mañana hacemos una parada para tomar un tentempié y que mejor lugar que el Txoco by Henri Abelé con sus espectaculares vistas, suculentas tostas y aperitivos acompañados de cavas, champagnes y vinos.

Una vez que hemos recuperado fuerzas queremos saber más del presente y futuro de Candanchú, así que nos vamos a entrevistar con Fernando Montón, Consejero Delegado de Candanchú,

¿Qué sensaciones tenéis del 100k ahora que estamos cerca del final de temporada?

Las primeras sensaciones son positivas, hemos conseguido ampliar el dominio esquiable con el mismo forfait y el servicio de autobús en dos estaciones tan distintas como complementarias.

¿Por qué hay que visitar Candanchú?

Porque tenemos unas pistas de aprendizaje únicas, solo hay tres zonas así en España, están a pie de parking y esto permite que el principiante se sienta más cómodo. Por otro lado, Cadanchú es una estación muy alpina y de gran verticalidad, siendo muy atractiva para el esquiador medio y profesional. En estación y en freeride ofrecemos una calidad única por su verticalidad y calidad de nieve, por ello es una estación que ha conseguido cautivar al cliente. Se espera una Semana Santa y fin de temporada fantástica debido a las últimas nevadas y el tiempo que se prevé para entonces.

¿Cómo es el cliente de Candanchú?

Nuestro esquiador es muy familiar, han pasado de generación en generación, tenemos casos de tres generaciones de esquiadores en la misma familia, hay una clientela cautiva por cómo es la montaña de Candanchú que les ha hecho ser muy fieles.

Candanchú es la estación decana, en su día tuvo muchísimo tirón y son muchos los que aprendieron a esquiar en sus pistas.

Posteriormente y por orden de afluencia podemos decir que están Navarra, País Vasco, Madrid y Aragón. Navarra y País Vasco fueron los que fundaron la estación, hay muchas familias de esta procedencia. De Madrid nos vienen esquiadores todos los fines de semana, tienen auténtica devoción por esta estación.

¿Cuáles son los siguientes objetivos en Candanchú?

Nuestra principal inversión esta temporada ha sido en innivación, mejora de sillas, seguridad, balizamiento e incorporación de una máquina pisa nieve. Este año volveremos a invertir en innivación para poder almacenar más agua de la que acumulamos para poder producir e invertir en cañones para que cuando las temporadas no vengan bien de nieve podamos seguir dando un servicio de calidad.

En la actualidad el esquiador exige encontrarse las pistas pisadas, es por ello que también hay que realizar inversión en máquinas.

¿Qué opinas de la unión física de Astún-Candanchú e incluso la unión a Formigal?

Soñamos con la unión física de las tres estaciones Formigal-Astún-Candanchú y si pudiera ser la unión de las tres en la misma temporada mejor.

El salto que supondría para Aragón y Huesca poder ofrecer un dominio de 300 Km esquiables sería algo único.

Existe el proyecto desde hace años con la constructora de más reputación en el mundo del diseño de las estaciones, pero por razones ajenas a las estaciones no se ha llegado a llevar a cabo. La unión debería hacerse cuanto antes para el beneficio de Aragón, de Huesca y del Valle.

Llevamos casi un año al frente de la dirección de Candanchú y creemos necesario y vital que se produzcan estas uniones. Debería ser algo prioritario para los políticos por los beneficios que supondría ya que la mayor inversión de los esquiadores, lo realizan en el entorno, no en la estación de esquí. Donde redundaría la unión es en el motor económico.

Candanchú y el medio ambiente

Trabajamos concienzudamente en todo lo referente al Medio Ambiente. Cadanchú sin nieve es muy abrupto, es roca dura, tiene que nevar mucho para cubrir la roca, trabajamos muchos en la reforestación durante el verano. Tenemos un parque nacional francés cerca de Loma Verde, pegado a Francia que está protegido y esto también nos exige ser cuidadosos con el medio ambiente, independientemente de que los amantes de la montaña la cuidamos mucho.

Gastronomía, apuesta por el gastro-esquí

Hemos pasado del clásico bocadillo a la diversidad de productos, sin por ello incrementar los precios notablemente.

Hemos innovado e invertido en nuestros restaurantes para ofrecer primera calidad de materia prima y servicio, con oferta selectiva, se han reformado las cafeterías. Tenemos desde una oferta más selectiva con el Txoco by Henri Abelé que ha quedado espectacular, desde sus terrazas tenemos grandes vistas, mantenemos nuestro buque insignia con la cafetería Pista Grande en la zona de parking y próxima a la zona de principiantes y también hemos reformado las dos cafeterías del Tobazo y La Tuca.

Cada vez somos más exigentes en lo gastronómico por ello hemos mejorado.

Seguimos esquiando y disfrutando en Candanchú y finalizamos la jornada entrevistando Javier Martinez, Director de la Ski School Candanchú, Javier lleva vinculado a estas montañas desde los 12 años.

La creación de esta escuela coincide con 100K, ¿que tal ha sido la temporada?

Esta escuela nace por el interés del grupo Ibernieve en dar un mejor servicio a los esquiadores que se acercan hasta estas estaciones para promover y potenciar el esquí. Esta unión beneficia al Valle. No podemos comparar temporadas porque para nosotros es la primera, pero si puedo confirmar que hemos trabajado mucho. El balance de la temporada es positivo, hemos llegado a trabajar hasta 82 monitores a pleno rendimiento, atendiendo muchos grupos, colegios y esquiadores de fin de semana.

¿Cuál es perfil del esquiador de Candanchú?

Por un lado el esquiador familiar, el novel y el experto. El familiar viene porque la estación es muy accesible, desde donde dejas el coche hasta donde la familia se distribuye para ir a sus diferentes clases o grupos es muy fácil y cómodo. El esquiador novel tiene fácil acceso a sus pistas.

El esquiador profesional, el amante de la práctica del esquí, sabe que Candanchú ofrece unas montañas muy abruptas y la inclinación de las pistas son muy exigentes. Pasamos de la parte llana que es muy fácil, la de principiantes; a la parte más exigente y duras como puede ser la zona de Tortiella o la Tuca Blanca; las pistas negras son muy pronunciadas y también tenemos rutas de esquí muy bonitas como el Tubo de la Zapatilla.

Hay bajadas que los esquiadores no conocen tanto como es el Circo de Tortiellas hacia Rioseta (Canfranc), en Astún tenemos La Raca que es una bajada por los tubos hacia el Puente Ruso en Cadanchú, ambas son muy bonitas.

Gracias al 100K se le puede dar continuidad al freeride, que es lo que busca el esquiador más exigente.

Los clientes que se inician en el esquí ¿se conciencia de que precisan de monitor?

Según el perfil. Están los que vienen a probar directamente y pueden ocasionar situaciones de peligro y están los que toman conciencia y vienen directamente a la escuela para iniciarse en el esquí haciendo las cosas bien.

El esquiador agresivo toma clases porque el esquí está en plena evolución y su técnica y material también lo está, por lo que los que quieren perfeccionar, tienen que tomar clases.

Pertenezco al Equipo de Demostradores de la Escuela Española de Esquí, todos los años en noviembre nos desplazamos a Austria para realizar cursos de reentrenamiento, allí actualizamos la técnica y trabajamos todo el plan y metodología de enseñanza para posteriormente hacer cursos de formación para nuevos profesores y hacer un reciclaje para toda la escuela española de esquí al completo.

Formamos a profesores de todas las escuelas de España (profesores titulados), grupo de montaña de la Guardia Civil, escoltas de la Casa Real y Policía Nacional.

El freeride se está poniendo de moda

El esquí está en expansión, es un deporte que cada vez tiene más adeptos, las modalidades del esquí van cambiando y el material también. El material antes requería un gran nivel de esquí para poder hacer un fuera pista, hoy en día con el material que tenemos es todo mucho más sencillo, te facilita el esquí por lo que cada vez hay más personas que se interesan.

Hemos realizado un snowpark y está teniendo mucha aceptación, muchos que practican freeride también practican el freestyle.

Los clubes están fomentando el freeride y nosotros vamos a ofrecer la posibilidad de hacer grupos tanto de niños como de más adultos en la modalidad de freeride y freestyle, incluso para inicio de competición.

¿Qué acciones especiales tenéis para fin de temporada?

Tenemos dos tipos de cursos, para Semana Santa está el Curso de freeride con dos guías de alta montaña, el curso va a ser de nivel muy alto, se trabajarán aspectos de seguridad, nivología, interpretar la montaña, etc., no se tratará del esquí en sí sino todo lo que conlleva estar fuera de un entorno seguro, es un curso muy atractivo. Una vez que cierre la estación (17 marzo) haremos Cursos de esquí de montaña para las últimas semanas del mes de abril, también muy completos e interesantes.

Próxima temporada

Ampliaremos personal con profesores de calidad debido a la demanda que tenemos.

El centro de formación de la Escuela Española de Esquí está en Candanchú de la que también formo parte, es donde se forma a los profesores de mayor calidad de este país. Los profesores que se titulan pueden venir a realizar las prácticas con la escuela, poco a poco se irán captando personas de calidad.

También queremos hacer del esquí infantil algo divertido y ameno, estamos trabajando para ofrecer el año que viene seguridad, diversión y aprendizaje con los pequeños para que el esquí se les antoje ameno y divertido.

Outbrain