Selección Española
Domingo García

España choca con Inglaterra

Un gol al comienzo y otro al final del encuentro dieron la victoria a las inglesas. El equipo de Jorge Vilda tuvo la posesión de la pelota, pero siempre lejos de la portería rival.

El remate de Vicky Losada en el primer minuto de juego animaba a España a pensar en otro tipo de partido. Salió sin miedo el equipo que entrena Jorge Vilda, dispuesto a mandar sobre el campo. Pero los planes se torcieron en la jugada siguiente, cuando un error defensivo de las españolas dejó a la inglesa White con demasiado tiempo para pensar y a Kirby, libre para recibir el pase de su compañera. Eligió el palo derecho de Sandra Paños y no se equivocó.

En dos minutos, el encuentro había cambiado de argumento, pero España no cambió de plan. La idea era tener la posesión hasta encontrar el momento de hacer daño a las inglesas y así continuó. Pero no encontró la manera de que Amanda Sampedro y Jennifer Hermoso se hicieran importantes sobre el campo. España tenía la pelota, pero desconocía el camino hacia la portería. Después de la ocasión inicial de Losada, apenas un disparo de Alexia Putellas hizo que tuviera que esforzarse la guardameta inglesa.

A Inglaterra le bastaba con mantenerse a la espera, presionar la salida de la pelota de las españolas y esperar que llegara una oportunidad. Ni siquiera había necesitado eso para volver a marcar a los cinco minutos. Bright remató de cabeza el saque de una falta desde la derecha, pero el gol fue anulado por un fuera de juego que no era.

Tampoco eso varió el planteamiento del equipo inglés, que sólo necesitaba paciencia para confirmar su triunfo. Mientras a las españolas les costaba la vida llegar hasta el área rival, ellas sólo necesitaban aprovechar alguna imprecisión para asustar a España. O para marcar, como hizo Taylor cuando quedaban poco más de cinco minutos para el final después de un fallo en la entrega de Marta Torrejón. El tanto de la máxima goleadora del torneo llegó en el momento justo para que España no pudiera reaccionar. El guión le había salido perfecto a Inglaterra, un gol en el comienzo del encuentro para desgastar al rival en la lucha por remontar y otro en el final para dar el golpe definitivo.

Jorge Vilda no encontró la manera de dar la vuelta al sentido del encuentro desde el banquillo. La entrada de Olga García en los últimos veinte minutos de la segunda mitad dio más energía al juego de España, pero no encontró la precisión que necesitaba la selección, que continuó sin llegar a la portería.

Con el mínimo esfuerzo, Inglaterra había conseguido dos goles y la victoria. A España le sobraron voluntad y buenas intenciones, pero no pudo competir con su rival. La derrota no impide a la Selección pensar en la clasificación para los cuartos de final. Si gana a Escocia el próximo jueves, estará en la siguiente fase.

Outbrain