Fórmula 1
Fran Castro

Alonso ya tiene un motor ganador

Verstappen venció en Malasia con un propulsor Renault, el mismo que llevará McLaren en 2018 en sustitución del Honda. Hamilton, segundo.

El Gran Premio de Malasia pasará a la historia por significar el segundo triunfo en esta categoría de Max Verstappen y por convertirse en el escenario donde Red Bull doblegó a Mercedes y a Lewis Hamilton en particular. Sin embargo, la victoria del holandés fue recibida en otra escudería con más alegría que en el propio equipo energético. En McLaren «respiraron» aliviados al ver que la unidad de potencia que tendrán el próximo año gana carreras y que no es otro que el motor Renault.

La marca gala sustituirá en breve al mediocre Honda, que en Sepang volvió a carecer de prestaciones y en las rectas se dejaba «media vida» en relación a los demás, a pesar del buen resultado de Vandoorne, séptimo, y la undécima plaza de Alonso, que cuenta los días para conocer más detalles del bloque que montará su coche en 2018. El asturiano no ha firmado la renovación todavía, pero se da por hecho que las cosas están cerradas desde hace tiempo y que los flecos por resolver hacen referencia a las actividades «extraescolares» del español fuera de la F-1 y sus deseos de correr en Le Mans y en las 500 Millas. Ayer Verstappen dio toda una lección de conducción en Malasia. Antes de la carrera «se quitó» un duro rival de encima, Kimi Raikkonen (segundo en clasificación), que sufrió problemas en el motor y no pudo tomar la salida. Y cuando arrancó la carrera se fue directo a por el triunfo sin dudar un solo segundo. Superó a Hamilton muy pronto y lo que parecía convertirse en una dura competencia estratégica acabó en un dominio total del holandés y el monoplaza de Red Bull.

No habrá excusa

Las comparaciones son odiosas, pero está claro que el motor de Renault funciona bien en este equipo (a pesar de los fallos de fiabilidad sufridos por Verstappen en otras citas y que, por el contrario, no ha tenido su compañero Ricciardo). Para la próxima temporada el fabricante francés promete una mejora considerable, y eso lo confirmó el principal portavoz del equipo en la F-1, el tetracampeón del mundo Alain Prost. Pero, ojo, McLaren será un cliente que pagará por unos servicios y si Renault, como escudería propia (en la que estarán Sainz y Hulkenberg) está por delante de ellos o luchando codo con codo, reducir las prestaciones del motor será muy fácil, ya que puede que las evoluciones no les lleguen con la rapidez que desean en Woking. Además, McLaren tendrá que trabajar duro estos días si quiere que la unidad de potencia rinda como en la escudería que ganó y dominó en Malasia.

Ayer Hamilton y Mercedes no tuvieron su día y fueron superados por el Red Bull de forma contundente a pesar del rendimiento mostrado en la clasificación. La tercera plaza fue para Ricciardo mientras que Vettel acabó cuarto después de protagonizar una gran remontada partiendo desde la última plaza. Eso sí, no pudo llegar a boxes después de sufrir un fuerte encontronazo con Stroll en la vuelta de honor. Alonso sufrió de nuevo con el McLaren y sólo pudo acabar en undécima plaza mientras que Sainz debió retirarse debido a un problema en el motor. La semana que viene volverán a la acción en Japón.

Outbrain