Pádel
La Razón

Trabajo y pelea constantes para lograr llegar a cuartos

Se necesitaron muchas piernas y gran acierto en la muñeca para conseguir el pase a la ronda de cuartos de final del Andorra Open. En este apartado resaltaron especialmente Lucía Sainz y Gemma Triay, quienes tuvieron que irse a los tres sets para seguir en competición.

Las pupilas de Pablo Ayma tuvieron que ofrecer una de sus mejores versiones para eliminar a Nela Brito y Beatriz González Fernández (3-6, 6-3 y 6-4), esa unión de juventud y veteranía que siempre da tan buenos réditos y que, en esta ocasión se adelantó en el marcador y encendió todas las alarmas.

Pero la pareja 3 supo mantener la calma y a la vuelta del banco, cambiaron la cara y el juego, estando mucho más metidas y acertadas, apretando desde la volea y consiguiendo remontar el set en contra que tenían para terminar ganando y llegando a cuartos.

Menos problemas tuvieron Cata Tenorio y Marta Marrero, quienes tuvieron una victoria por la vía rápida ante Vanesa Alonso e Isabel Domínguez (6-1 y 6-3), o Carolina Navarro y Cecilia Reiter ante Elena Ramírez y Paula Josemaría (6-2 y 6-4). Ambas cabezas de serie estuvieron muy firmes en su lado de la pista y no dieron opción alguna a que les sorprendieran.

Lucía Martínez y Tamara Icardo han conseguido un importante triunfo, deshaciéndose de Ana Catarina Nogueira y Valeria Pavón (6-1 y 6-2) y llegando con mucha suficiencia a cuartos, otro paso más en su crecimiento, demostrando que estas jóvenes van a más. Martita Ortega y Ari Sánchez fueron muy solventes y demoledoras ante Vero Virseda y Maite Gabarrús (1-6 y 1-6), superándolas en todos los aspectos del juego, al tiempo que Eli Amatriain y Patty Llaguno calcaron estrategia y solventaron con facilidad su compromiso de octavos ante Marta Talaván y Carla Mesa (2-6 y 3-6).

Victoria Iglesias y Teresa Navarro tuvieron que apurar mucho más en su partido, pues se les complicó en exceso el primer set ante Sara Pujals y Delfina Brea, mientras que en el segundo, ya con la tranquilidad de tener medio pase en el bolsillo, se soltaron y pudieron ofrecer mucho mejor juego (6-7 y 3-6). Por último, Mapi y Majo Sánchez Alayeto tuvieron un guión muy similar, con Nuria Rodríguez y Ángela Caro haciéndoles sufrir nada más comenzar pero pagando ese desgaste en el segundo, donde las gemelas camparon a sus anchas (6-7 y 1-6).

(@PadelSpain) / PadelSpain

Outbrain