El desafío independentista
La Razón

Barcelona, descartada para albergar la sede de la Agencia del Medicamento, según Financial Times

El Mobile World Congress pide «estabilidad política» para seguir en la capital catalana

La imagen de Barcelona ha quedado dañada por la crisis política en Cataluña. El «procés» parece haber arrastrado a la Ciudad Condal y con ella, su candidatura para acoger la sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) de la UE. Debido a los acontecimientos de las últimas semanas derivados de la apuesta independentista, «podría haber dejado de estar entre las preferidas», han comentado fuentes diplomáticas españolas a LA RAZÓN. No obstante, las mismas fuentes han matizado que «de entrada, no se descarta nada», ya que la única posibilidad de que Barcelona sea excluida cien por cien es que se retire.

Milán y Bratislava

Todas las alarmas saltaron ayer cuando el diario «Financial Times» publicó una noticia en la que afirma que Bratislava y Milán son las favoritas para hacerse con la sede de la agencia, que abandonará Londres una vez se haga efectivo el Brexit en marzo de 2019. Pero por el momento, Barcelona no ha desistido. «No se ha retirado ni se va a retirar», han insistido las fuentes diplomáticas. El voto es secreto y se realizará en tres rondas. «Otra cosa es que haya favoritos o elucubraciones» al respecto. Pero todo apunta a que la situación vivida en Cataluña recientemente no ayuda a la candidatura española.

Sin embargo, habrá que esperar aún diez días. La decisión para elegir la candidatura ganadora será el próximo 20 de noviembre en el Consejo de Asuntos Generales de la UE en el Consejo Europeo, en Bruselas.

El Mobile, en peligro

Y mientras la llegada de la EMA se complica, uno de las grandes eventos que organiza Barcelona podría coger la puerta de salida. Los organizadores del Mobile World Congress (GSMA) han pedido un clima «estable y seguro» en Cataluña para mantener el congreso en Barcelona en las próximas ediciones. El consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, se reunió este miércoles con representantes del Ayuntamiento y del Gobierno español para plantear la posibilidad de llevarse el congreso después de la edición del año que viene, informa D. Fernández.

Pocos días después del referéndum del 1 de octubre, la GSMA ya hizo público un comunicado en el que anunciaba que seguía de cerca la situación de España y Cataluña para «evaluar cualquier impacto potencial para la Mobile World Capital y el Mobile World Congress».

Outbrain