El desafío independentista
La Razón

El turismo huye de las esteladas

Los alojamientos de Cataluña bajaron del 80% de ocupación habitual en estas fechas.

La movilización en las calles de Cataluña dejó ayer al turismo en un segundo plano. Pero el simulacro de referéndum pasó factura al sector turístico. Según algunas de las cadenas hoteleras más importantes de nuestro país, consultadas por LA RAZÓN, los alojamientos de Cataluña se resintieron y bajaron del 80% de ocupación media que superan habitualmente durante los fines de semana de octubre, debido a cancelaciones de última hora, principalmente de viajeros nacionales. Es el caso, por ejemplo, de Julia y Martín, una pareja de extremeños que tenía previsto viajar a la Ciudad Condal este fin de semana, pero que anuló su escapada unos días antes «para evitar meternos en la boca del lobo», confiesa Julia.

La portavoz del Gremio de Hoteleros de Barcelona asegura, sin embargo, que «la ocupación se mantuvo alta y con total normalidad. Si ha habido cancelaciones han sido puntuales». Lo cierto es que, tal y como asegura Martí Sarrate, presidente de la patronal catalana de Agencias de Viajes, Acave, «los viajeros han podido transitar por Barcelona y por Cataluña como un día más, ya que los puntos más conflictivos estaban en los colegios electorales». Sin embargo, el sector es consciente de que se está jugando con fuego y Sarrate advierte de que «las cancelaciones y el rechazo al destino Cataluña puede ir a más a partir de ahora, porque la imagen de los enfrentamientos del domingo no ayudan en nada y se sumarán a la paralización de la huelga general prevista para hoy, que implicará el cierre, por ejemplo, de la Sagrada Familia y de otros puntos de gran interés turístico. La suma de todos estos factores puede ser un punto de inflexión que retraiga la llegada de los viajeros a corto plazo».

Cataluña es el destino más visitado de nuestro país, por eso, la industria turística alza la voz de alarma ante lo que podría ser una caída en picado del destino, que ya ha comenzado a sentirse en agosto, pues Cataluña fue el destino que menos creció ese mes en el número de visitantes internacionales. De hecho, la incertidumbre en Cataluña ha llevado a que los ministerios de Asuntos Exteriores de varios países de nuestros principales mercados turísticos, como Alemania, Reino Unido, Holanda o China, recomienden a sus ciudadanos que viajen a Barcelona que «estén alerta para evitar protestas y grandes aglomeraciones».

Outbrain