OTAN
Fernando Cancio

España se adiestra con los aliados en la defensa antimisiles

Participa junto a 7 países en el ejercicio «Formidable Shield» tras las amenazas de Corea del Norte

Las recientes amenazas llegadas desde Corea del Norte en forma de misiles de largo alcance han encendido todas las alarmas, sobre todo en Estados Unidos. Por ello, en una especie de respuesta por parte de varios países aliados, hasta el 18 de octubre se desarrolla en aguas escocesas próximas al archipiélago de las islas Hébridas el mayor ejercicio de defensa aérea contra este tipo de amenazas. Bajo el nombre de «Formidable Shield» y liderados por la Sexta Flota de Estados Unidos, 14 barcos, 10 aviones y 3.300 militares de 8 países se adiestrarán de forma conjunta para fomentar la cooperación y poner a prueba los diferentes sistemas contra un ataque con misiles sin previo aviso. Y España, con la fragata «Álvaro de Bazán» y 180 efectivos, participa en estas maniobras, en las que hay fuego real.

Los actores de este ejercicio son algunos de los 11 miembros del Foro Marítimo de Defensa Antimisiles (MTMD, por sus siglas en inglés) y la mayoría pertenecen a la OTAN: Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Reino Unido y España. Todos ellos ponen a disposición de los socios sus capacidades, como EE UU con los destructores «USS Winston Churchill», «USS Mitscher» o el «USS Donald Cook», este último con base en Rota como parte del escudo antimisiles aliado. O Reino Unido, con el «HMS Dragon» y la fragata «HMS Argyll». Junto a ellos habrá otros buques, como el «Provence» (Francia), el «De Ruyter» (Holanda) o el «HMCS Montreal» (Canadá).

El fin de estas maniobras multinacionales, además de engrasar y poner a prueba la coordinación en la defensa aérea y contra misiles, es contribuir al escudo antimisiles de la OTAN en un escenario complejo, pues los buques participantes se adiestran al mismo tiempo en la defensa aérea convencional, tal y como informan desde la Armada española.

En cuanto a la participación española, la «Álvaro de Bazán», una fragata de la clase F-100, podrá poner a prueba sus capacidades antimisiles, pues es capaz de realizar búsqueda y seguimiento de misiles fuera de la atmósfera. La clave está en el sistema de combate «Aegis» con el que está equipada, similar al que utilizan los destructores norteamericanos desplegados en Rota como parte del Escudo Antimisiles. Está previsto que el buque español realice un disparo de un misil antiaéreo de medio alcance «Evolved Sea Sparrow». Además, entre sus misiones en estos ejercicios, también proporcionará defensa aérea cercana y escolta a otro de los buques aliados, algo necesario, pues cuando se encuentra configurado como interceptor pierde su capacidad de defensa.

Las unidades participantes usarán los procedimientos de mando y control de la OTAN, lo que permitirá adiestrarse en la planificación conjunta y la coordinación de las misiones que deberán desempeñar. Además, los aviones de patrulla marítima y los de alerta temprana «AWACS» de la Alianza proporcionarán a las fragatas información, al tiempo que asegurarán el espacio aéreo en el que se desarrolla el ejercicio para que esté libre.

El “Formidable Shield” se solapará con otro importante ejercicio multinacional en la zona: el “Joint Warrior”, liderado por Reino Unido y en el que también participará la “Álvaro de Bazán” junto a otras 12 naciones. Se prolongará hasta el próximo día 12.

Outbrain