El desafío independentista
La Razón

Manolo Escobar a todo volumen contra las caceroladas en Barcelona

Un vecino "contraprograma" el ruido de los independentistas

Un vecino de Barcelona, cansado de las caceroladas nocturnas contra las intervenciones policiales durante la celebración del referéndum ilegal en Cataluña, decidió acabar con ellas con un divertido método: Manolo Escobar a todo volumen.

El hombre, que no ha sido identificado, ha colocado altavoces en la terraza de su vivienda y, además, de enmudecer las caceroladas independentistas, ha conseguido que todo su barrio haga los coros y baile al ritmo de "¡Qué viva España! y "El porompompero".

Los vecinos de los bloques del otro lado de la calle han grabado los "conciertos" y los han difundido en las redes sociales. "Es uno de los vecinos con más huevos de toda España", asegura el autor de uno de los vídeos.

Outbrain