Internacional
La Razón

La alternativa del Kurdistán

El Kurdistán es ya una región autónoma de Irak que ha reclamado la independencia mediante un reciente referéndum. La particularidad de un eventual futuro estado kurdo es que la nación kurda se extiende sobre cuatro estados-nación, es decir, Siria, Turquía, Irak e Irán, por eso ha estado luchando durante un siglo para ser independiente sin ningún éxito, porque cada vez llega al borde de la independencia, los cuatro estados-nación se unen para evitarlo.

Un equivalente de la Unión Europea es el proyecto de algunos griegos y turcos de formar una Confederación griega-turca para reconstituir el Imperio Otomano, donde los kurdos en particular, uniendo sus cuatro partes, entrarían con Grecia y Turquía como un estado-nación en la confederación recién formada. Evidentemente, tal solución estaría en el interés de Turquía, pero también de Grecia, pero sería firmemente opuesta por los otros tres países: Siria, Irak e Irán.

Aquí, el papel de las grandes potencias es primordial. Evidentemente, Israel está a favor de la secesión de cualquier parte del Kurdistán. Por el momento, Estados Unidos utiliza a las fuerzas kurdas para derrotar al Estado Islámico, nada más. Estados Unidos, además, que intenta armar una coalición contra un futuro conflicto con China, podría reforzar, con la ayuda de Rusia, la posición de Turquía y de Grecia en la región del Egeo, alentando este esquema que debilitaría al mismo tiempo la posición de Irán, posiblemente con un cambio de régimen político por parte de la coalición estadounidense contra China.

*Profesor emérito de la Universidad de Otawa

Outbrain