Polémica por las armas
La Razón

La Asociación Nacional del Rifle propone restricciones tras el ataque de Las Vegas

El principal 'lobby' armamentístico norteamericano se ha opuesto tradicionalmente de forma frontal a cualquier cambio legislativo que restrinja la adquisición de pistolas y munición, tomando por bandera la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) de Estados Unidos ha abogado tras el ataque de Las Vegas por aprobar "regulaciones adicionales" que limiten la venta de los aparatos que permiten convertir un fusil semiautomático en un arma "completamente automática", en una rara concesión con la que quieren impedir "futuras tragedias".

El principal 'lobby' armamentístico norteamericano se ha opuesto tradicionalmente de forma frontal a cualquier cambio legislativo que restrinja la adquisición de pistolas y munición, tomando por bandera la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

La NRA ha lamentado que tras el ataque de Las Vegas "la primera respuesta de algunos políticos haya sido pedir un mayor control de armas", en la medida en que consideran que no se puede legislar a partir del "acto criminal de un loco", pero sí que ha pedido a la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos que revise "inmediatamente" si los equipos utilizados por el francotirador de Las Vegas para mejorar sus armas cumplen las leyes federales.

En este sentido, la NRA "cree que los aparatos diseñados para permitir que fusiles semiautomáticos funcionen como fusiles completamente automáticos deberían ser objeto de regulaciones adicionales". La organización ha deslizado en su nota que el Gobierno de Barack Obama autorizó la venta de estos equipos "en al menos dos ocasiones".

El actual presidente, Donald Trump, ha esquivado de momento las preguntas sobre si promoverá algún tipo de cambio legislativo tras el ataque perpetrado el domingo por la noche durante un concierto de country en Las Vegas. El tirador, Stephen Craig Paddock, disparó de forma indiscriminada desde la ventana de un hotel y terminó causando 59 muertos y más de 400 heridos.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, ha asegurado este jueves en rueda de prensa que la Administración está "abierta" a revisar los actuales protocolos para los equipos a los que alude la NRA en su nota. "Queremos formar parte de la conversación que tenga lugar en los próximos días y semanas", ha dicho, sin entrar en más detalles.

"Sin duda, es algo que tenemos que analizar", ha reconocido, por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, en declaraciones a la cadena MSNBC.

El 'número dos' de los republicanos en la Cámara Baja, Kevin McCarthy, también ha asegurado en una entrevista a Fox News que ve necesario establecer nuevos controles sobre los equipos que mejoran la capacidad de disparo de un arma.

Ep

Outbrain