Tendencias
La Razón

Hannibal Laguna, ilusionista de la noche

El diseñador celebra su 30 aniversario en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid con la colección «Hannibalissimo» y su primera línea de perfumes para hombre y mujer.

Soy pésima para recordar fechas señaladas, él, por el contrario, es un lince. Nos miramos, reímos y, en seguida, sabemos cómo comenzaremos esta entrevista en su atelier de Madrid o, mejor dicho, esta charla, porque ya son muchos los recuerdos y las largas tardes hablando no solo de moda. Hannibal es uno de mis mentores, siempre lo digo, porque además de ser uno de los diseñadores a los que admiro, es también una persona a la que respeto y pido consejo desde hace casi tantos años como los que ahora celebran su aniversario ¡30 años, querido, 30 años! Como decía al principio, a los dos nos ha venido a la mente una velada mágica, la del 23 de septiembre de 2003 y la celebración de los Premios ELLE, en la que, por aquel entonces, trabajaba como redactora jefe de Moda. Esa noche tuve el placer de cenar junto a Victoria Beckham que, cosas de la vida, se enamoró de mi vestido firmado, claro, por Laguna. Me lo pidió prestado y a los dos nos faltó tiempo para mandárselo, a la mañana siguiente, al hotel donde se hospedaba. Era una gran oportunidad. Dos días más tarde lo lucía en los London Fashion Awards y la noticia de que Victoria vestía de Laguna acaparó las páginas de los tabloides británicos. ¡Qué orgullo!

Aquel hito fue el inicio de una relación entre un modisto español y una clienta de lujo que, poco después, le encargaría varios modelos. Pero ha habido otras brillantes y célebres mujeres que le han elegido por su maestría y sofisticación. Rocío Jurado, Adriana Karembeu, Marta Sánchez, Demi Moore, Paz Vega..., todas admiradoras de algo tan fascinante como es una aguja prodigiosa que convierte en glamour y lujo todo lo que toca. De hecho, una de ellas, una de sus musas, su amiga Paz Vega, es la causante (sin pretenderlo) de que esta colección lleve por título «Hannibalissimo». «Cada vez que Paz me escribía un mail, lo encabezaba con este nombre que después lo han ido adoptando las personas de mi entorno más cercano», asegura Hannibal.

El gran ilusionista de la noche nos desvelará el próximo lunes, en MBFW Madrid, esta colección para el verano de 2018. «Es un privilegio abrir una ventana al futuro desde un pasado rico en ideas –continúa Laguna–, pienso que lo coherente es mirar hacia atrás, pero al origen mismo y desde allí, con una actitud contemporánea, dar un salto 30 años después y así, preparar el futuro». La colección, doy fe, es una delicia y se divide en tres partes: un guiño al inicio de su carrera en la costura; un repaso de su efervescente juventud, allá por los 90, y una última etapa, la de la madurez, en la que las flores serán las protagonistas. Veremos transparencias, siluetas ultra femeninas esculpidas a base de pliegues y plisados y realizadas, como se hace en la Alta Costura, sobre maniquí. Los cuerpos joya bordados en hilos de seda, perlas y cristal que evocan un fascinante jardín en flor dan paso a espectaculares largos con faldas de capa porque la noche, las cosas como son, es su momento favorito del día. «La noche tiene un encanto muy especial porque me permite trabajar de forma artesanal con materiales nobles y acabados exquisitos, es el momento en el que todos soñamos y me gusta interpretar los sueños de una mujer y hacerlos realidad».

Una abuela moderna

Otro dato: el ideal de mujer, dice Hannibal, no existe. Todas son maravillosas. Pero sé que hay una que ha marcado su existencia. «Mi abuela era una mujer extremadamente moderna. Viajaba mucho y le apasionaba la moda, especialmente los zapatos y las joyas. Cada vez que teníamos un encuentro familiar recuerdo esperar su llegada y saber que, una vez más, me sorprendería. Ella me enseñó que la belleza es solo un juego de magia», explica Laguna. Pues este mago de la belleza se dispone ahora a presentar una propuesta teñida de colores tan espléndidos como el lila y el violeta, el rosa, el rojo y el orquídea y, por supuesto, el blanco y negro con la flor como protagonista, pero una en concreto. «El desfile comienza haciendo un homenaje a la primera flor que realicé en el taller de costura que mi madre tenía en Caracas» –revelaHannibal–. De pequeño, jugar a ser arquitecto con las telas me encantaba. Justo hace unos meses, mi madre sacó de un libro la primera flor de tela que le regalé y fue entonces cuando decidí que sería ésta tan naif y querida la que daría paso a ‘‘Hannibalissimo’’».

Pero habrá otra sorpresa en el desfile. El diseñador lanza su primera línea de perfumes, dos para hombre y cuatro para mujer que llevan los nombres de seis de sus inolvidables pasarelas. «Cuando realizo una colección suelo imaginar el aroma del perfume de la mujer que me inspira y ahora he tenido la oportunidad de darle ese sentido del olfato a la moda que hago».

Outbrain