Diputaciones
La Razón

Los presidentes provinciales piden flexibilizar la legislación para «poder llegar a más»

El salmantino Javier Iglesias reclama a las administraciones ser «honorables» con el dinero público

Flexibilizar la legislación para «poder llegar a más». Esto es lo que pidieron los presidentes provinciales que participaron en las mesas redondas de la segunda jornada de la III Conferencia que se celebra en Segovia.

En este sentido, señalaron que «las diputaciones no gastamos, invertimos», y aseguraron que «siendo cumplidores, hemos estado pagando los desmanes que otros han realizado durante la crisis económica».

Por su parte, la presidenta de la institución provincial palentina, Ángeles Armisén, señaló que la perspectiva es un «poco mejor» y no dudó en afirmar que «se puede hacer mucha política dentro de la Ley, y la Ley está para adaptarse a los tiempos y por eso hay que pensar en una perspectiva de cambio dentro del contexto económico nacional».

El secretario general de Coordinación Autonómica y Local del Ministerio de Hacienda, Gabriel Hurtado, reconoció que ninguna diputación «incumple el objetivo de estabilidad presupuestaria» y resaltó «el elevado grado de responsabilidad de las corporaciones locales».

Por su parte, el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, pidió a todas las administraciones públicas «exhaustividad, decencia y honorabilidad» a la hora de aplicar los dineros públicos, y centrarse en «lo que nos tenemos que dedicar».

Al respecto, defendió que las instituciones provinciales han sido «claves» para el mantenimiento del «pulso social, económico y de vida» de las zonas rurales durante la crisis.

Iglesias solicitó hacer una reflexión general en la administración pública española con las «lecciones que hemos aprendido en la crisis».

Asimismo, remarcó que hay que destacar que los dineros públicos, «no es que venga de Madrid o que caigan del cielo», sino «del bolsillo de todos los españoles que pagamos impuestos».

Por eso, el presidente de la Diputación de Salamanca reclamó «tener una exhaustividad, una decencia y una honorabilidad» a la hora de aplicar los dineros públicos, informa Ical. También pidió que las administraciones «nos dedicamos a lo que nos tenemos que dedicar, como centrarse en ayudar a los habitantes de los pueblos».

Outbrain