El desafío independentista
Ángel Nieto

Los separatistas, a lo periodistas: «Como me hagas una foto, te mato»

Un periodista se dispone a hacer una conexión en directo desde la Jefatura de Policía de Barcelona. Cuando conecta, los gritos le impiden realizar su trabajo. «¡Prensa española, manipuladora!», le gritan los radicales independentistas con este eslogan convertido ya en mantra. El trabajador se dirige a los manifestantes para decirles que si no dejan de zarandear a su cámara y golpear su micrófono será difícil informar de lo que ocurre. Cerca de él, otro redactor es increpado mientras a los periodistas de LA RAZÓN les tachan de «mierda y asquerosos» y nos invitan a irnos a Madrid. «Como me hagas una foto, te mato», dicen increpándonos miembros de la izquierda radical de CNT. Los separatistas solo respetan a TV3 y aunque reconocen que «tampoco son objetivos del todo, son los únicos en los que podemos confiar», dice Sonia, que se manifiesta frente al Cuartel de la Guardia Civil en el barrio de Gracia. De hecho, en varias ocasiones este diario ha sido testigo de cómo cuando algún periodista de TV3 conecta en directo, los separatistas obedecen las órdenes de cuándo callar o cuándo clamar contra España. Un auténtico espectáculo. Esta situación se traduce en un absoluto cerco a los medios nacionales que impide que los periodistas podamos hacer nuestro trabajo, informar, sin ser coaccionados o amenazados. En ocasiones, algunos tienen que ser escoltados por los Mossos, como fue el caso de Ana Cuesta cuando emitía para «Al rojo vivo» desde Pineda del Mar. Incluso, el director y presentador de este programa de laSexta, Antonio García Ferreras, tuvo que ser protegido por los Mossos para abandonar el plató especial que habían instalado en el Parlament de Cataluña para cubrir el referéndum ilegal. ¿Ésta es la libertad que ansían los separatistas?

Outbrain