Infraestructuras ferroviarias
La Razón

El clamor por el Corredor llega a Madrid como una vía de unión

De la Serna alaba la iniciativa de AVE que consiguió reunir a más de 1.500 empresarios de toda España

El clamor por el Corredor Mediterráneo llegó ayer a Madrid. La Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) consiguió reunir a más de 1.500 empresarios que coincidieron en que, en momentos como los de ahora, es necesario buscar iniciativas que unan territorios y que no separen.

La situación de Cataluña estuvo presente durante toda la jornada como un incesante ruido de fondo que los presentes trataron de mitigar asegurando por una parte, que la obra en la parte que afecta a Cataluña está acabada, y por otra, que iniciativas como esta contribuyen a visibilizar que hay otra manera de reivindicar.

El acto de ayer suponía el final de una primera etapa en la que AVE ha conseguido ir ganando apoyos. Primero fue Tarragona, luego Murcia, Almería y por último Madrid. Los empresarios de todas estas regiones se han ido adhiriendo a la reivindicación del Corredor Mediterráneo y la prueba estaba en los asistentes al acto. El presidente de la CEOE, Juan Rosell, el líder del Círculo de Economía, Juan José Brugera, el presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane o el presidente de Fomento del Trabajo Nacional, Joaquim Gay de Montellà. Todos ellos reforzaron la exigencia de los empresarios valencianos y de su sociedad civil que, encabezados por el presidente de Mercadona, Juan Roig, no faltaron a la cita.

Sin embargo, lo que acabó de dar relevancia al acto fue la presencia del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Volvió a asegurar que el Gobierno central tiene como prioridad la construcción de este eje ferroviario. «No habrá un metro sin ejecutar por falta de recursos». Y aunque admitió que todavía queda mucho por hacer, insistió en que poco a poco se van cumpliendo los compromisos dados. «Todos los tramos del Corredor están en la agenda y avanzando en su tramitación».

Por lo que respecta al ámbito de la Comunitat Valenciana, De la Serna resaltó la reformulación realizada en dos proyectos fundamentales: la doble plataforma de ancho internacional entre Valencia y Castellón y el túnel pasante, paralizado desde 2011. Además, anunció la creación de una Comisión Permanente de trabajo para la gestión del Corredor que se encargará de ver la manera en la que se puede sacar mayor rendimiento a esta infraestructura.

Pero, más allá de los aspectos técnicos, De la Serna agradeció a AVE su manera de hacer las cosas. Les reconoció ser capaces de comunicar mejor que el Gobierno la importancia de una infraestructura que vertebra territorios y que permite cohesionar España en momentos difíciles. «Podemos contribuir a la unidad, que lo vea toda Europa».

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, admitió que existe buena sintonía con el ministro de Fomento, aunque le exigió mayores concreciones a sus propuestas porque «ya se ha perdido mucho tiempo». El jefe del Consell agradeció a los empresarios que ayuden a visibilizar el «problema valenciano» y que lo hagan reivindicando de manera «positiva».

Outbrain