Sociedad
La Razón

Valencia reconoce al Valencia Basket, a José Mir y al padre Vicent

El Ayuntamiento de Valencia celebró ayer el acto de entrega de Honores y Distinciones de la ciudad con la que reconoció «la excelencia y tenacidad» de ciudadanos y entidades que ponen a la ciudad «en el mapa de la cosas buenas y positivas», según el alcalde, Joan Ribó.

Con motivo de la celebración del 9 d’octubre, el Consistorio entregó la Medalla de Oro al Valencia Basket, al CERMI-CV, la Coordinadora Valenciana de ONGd y la Tira de Contar. Asimismo, nombró hijo adoptivo al activista y empresario Cesáreo Fernández, a título póstumo; al doctor José Mir y al misionero Vicente Berenguer e hija predilecta a la arquitecta y activista ciudadana Trinidad Simó.

Berenguer recibió este reconocimiento por su «trabajo en la escolarización de las generaciones más jóvenes de Mozambique». Así, desde que Vicente Berenguer llegó a Mozambique en 1967 ha construido más de una decena de escuelas para miles de niños y jóvenes de familias sin recursos contribuyendo a la escolarización de más de 60.000 niños.

Según expresó ayer el propio misionero, «es una alegría muy grande recibir este reconocimiento a un trabajo que he podido realizar con la ayuda y apoyo de muchos grupos y gente de Valencia y de otras partes; por eso, es un premio para todos».

Actualmente es párroco de la Iglesia de San José en la localidad de Ressano García un pueblo fronterizo con el vecino país de Sudáfrica. «Estos 50 años me han dado vida. La gente de Mozambique me ha enseñado a amar, a entregarme, a compartir, a abrir las puertas y a ser solidario».

Outbrain