Alimentación
Pablo Gómez

De desnutridos a obesos: hay un 0,8% de niños delgados y un 40,9% con sobrepeso

Nada más llegar a la Alcaldía, Carmena aseguró que había 25.000 menores desnutridos pero un estudio municipal revela ahora que esa cifra, entre los niños de 3 a 12 años, es de 2.250.

Nada más llegar a la Alcaldía en 2015, Manuela Carmena llamó la atención sobre la gravedad del problema que representaba la mala alimentación entre los más pequeños de la ciudad. La líder del Ejecutivo de Ahora Madrid puso números a esta lacra: 25.563 menores sufrían desnutrición. Se basó para dar esta cifra en la tasa Arope, en la que se incluye a aquellos que no pueden permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días. Pocos días después, Carmena rectificó su estimación de niños desnutridos y se remitió a una encuesta realizada por la Asociación Nacional de Pediatría por la cual 15.000 niños de Madrid estaban en «una situación alarmante». La primera teniente de alcalde, Marta Higueras, salió al paso de este baile de cifras: «No nos consta que haya ningún menor en riesgo de desnutrición».

Dos años después de aquella polémica, el Ayuntamiento de Madrid presentó ayer su propio estudio sobre la situación nutricional de la población infantil. En su primera conclusión, el Gobierno de Carmena destaca que «la delgadez o bajo peso no es un problema significativo en la población escolar madrileña». Sólo un 0,8% de los menores de entre 3 y 12 años presenta problemas de bajo peso, lo que equivaldría a cerca de 2.250 niños. Según los estudios municipales previos a la llegada de Ahora Madrid al Ayuntamiento, el volumen de niños en riesgo de desnutrición ascendía a 2.700, una cifra similar al arrojado por este nuevo estudio.

El análisis presentado ayer se ha elaborado a partir de un muestreo de 5.961 niños y niñas de 60 centros educativos. La segunda conclusión relevante señala que el principal problema nutricional de los más pequeños está en el elevado número de casos de sobrepeso (25%) y obesidad (15,8%). Existe una relación entre el problema de la obesidad con el desarrollo del lugar en el que viven. Así, sólo un 10,5% de los niños de Retiro, Salamanca, Chamartín, Chamberí y Barajas presentan obesidad frente al 21% de los distritos de Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas y Villaverde. No ocurre lo mismo con el sobrepeso: todos los distritos, independientemente de su desarrollo, presentan cerca de un 25%. Respecto a estos datos, Carmena insistió en la necesidad de inculcar hábitos saludables a los más pequeños: «Hay que conquistar a los niños, cautivarlos».

El estudio también revela que hay mayor obesidad entre los niños (18,7%) que entre las niñas (12,7%). La franja de edad que más casos de menores obesos es la comprendida entre los 8 y 9 años, con un 20,3%. Este nivel se reduce hasta el 17,4% entre los niños de 10 a 12 años. Entre los pequeños, de entre 2 y 5 años, hay un 11,4% de obesos y un 15,9% en la franja de edad de entre 6 y 7 años.

Entre las conclusiones también llaman la atención otros datos sorprendentes: es mayor el problema del sobrepeso y la obesidad entre los escolares con ayuda de comedor que entre los que no la reciben pese a compartir menú en la comida; cuatro de cada cien menores no desayuna diariamente; aquellos que comen o cenan delante de la televisión (que representan al 71,7% del total) presentan con mayor frecuencia problemas de peso; hay más prevalencia de estas situaciones entre las familias de inmigrantes económicos (un 54,6% frente al 34,28%) así como en aquellas en las que un progenitor está en paro. Los responsables del estudio incidieron en el «peso» que tiene la pobreza en la malnutrición infantil: 48.000 niños viven en familias con Inseguridad de Acceso Económico a los Alimentos y para éstos, a su vez, el riesgo de sufrir malnutrición es un 50% mayor.

Outbrain