Política
La Razón

Diego Conesa es elegido secretario general de los socialistas murcianos en la segunda vuelta

El alcalde de Alhama ofrecerá integrase en su equipo a Francisco Lucas y se marca como objetivo la unidad

Diego Conesa fue elegido ayer, en segunda vuelta, nuevo secretario general del PSOE-RM con el apoyo de los militantes de base que han pedido un cambio profundo en la política orgánica de la formación, en línea con el programa que llevó de nuevo al liderazgo a Pedro Sánchez. El alcalde de Alhama de Murcia consiguió el 51,89 por ciento de los votos (2.485), frente a los 47,3 (2,265) que obtuvo María González Veracruz.

Con 220 votos de diferencia y 4,59 puntos con respecto a su rival, Conesa deberá entregarse a la tarea de unir a un partido que, como han reflejado las urnas, está totalmente dividido entre un sector que apuesta por el cambio que representa dar un giro a la izquierda y el acercamiento a las bases y otro, que ha liderado la candidata derrotada, que se asocia al aparato del partido, aquel que Francisco Lucas denominaba «más de lo mismo y más de los mismos».

Una ardua tarea en la que todos deben implicarse, también los que ayer fueron derrotados si, como dijeron durante la campaña electoral y señalaban ayer muchos socialistas, quieren componer una formación unida que pueda enfrentarse en la campaña electoral al PP para conseguir arrebatarle la presidencia de la Comunidad tras más de 15 años ocupando el palacio de San Esteban.

El alcalde de Alhama ha estado apoyado en la última semana por el tercera candidato a las primarias, Francisco Lucas, quien durante toda la campaña defendió la necesidad de una renovación importante para afrontar el futuro e intentar ganar las próximas elecciones.

El nuevo secretario general representa la cercanía a los militantes de base con los que se ha comprometido a participarles todos las estrategias y rendir cuentas sobre los proyectos y la línea política que se siga en la Asamblea Regional, donde Joaquín López Pagán llevará la batuta socialista tras apoyar a Conesa desde el inicio de la contienda.

Tras perder las elecciones, María González Veracruz, se centrará ahora, de nuevo, en la política nacional, aunque algunos de sus colaboradores de los últimos meses podrían integrarse en el equipo de Conesa, siempre que la unión, aseguran, sea para defender y desarrollar los principios a los que se ha comprometido el nuevo líder.

A partir de ahora, el secretario general buscará unir fuerzas para crear un PSRM fuerte y sin fisuras que acabe con las familia internas, transparente y participativo, según señalaron a LA RAZÓN, fuentes cercanas a su entorno.

El municipalismo y la cercanía a las bases fue la bandera que el alcalde de Alhama enarboló durante toda la campaña que inició en el mes de julio, cuando anunció su candidatura. Fue el primero en dar un paso adelante y su amistad personal con Pedro Sánchez hizo que desde algún sector de su partido se tuviera reticencias sobre el papel que la Ejecutiva Federal pudiera desempeñar en su campaña.

Desde ese momento Diego Conesa visitó todas las casas del pueblo de la Región donde contó a los militantes de base su idea de gestar un partido transparente y participativo.

Ayer, tras la victoria, volvió a reiterar su idea de lo que ha de ser el socialismo en la Comunidad e hizo un llamamiento a la integración de todos aquellos que quieran sumar para llevar a cabo «un cambio sereno y tranquilo en las formas y en el fondo».

El nuevo secretario general recordó que su candidatura se comprometió con la militancia a recuperar «lo mejor de la memoria histórica de la formación, con una visión claramente municipalista, y recuperar la confianza que no tiene hoy el partido socialista en materia de agua, infraestructuras, educación pública, sanidad o dependencia y generar un relato de expectativas para la juventud».

Poco antes de votar ayer, ya manifestó que su intención es «sacar Princesa de la calle Princesa para llevarla a cada uno de los municipios y agrupaciones, así como desarrollar dos líneas transversales de gestión: la transparencia y la igualdad de género».

Los militantes que apoyaron el cambio frente al continuismo que representaba María González Veracruz se movilizaron en todas las agrupaciones para conseguir mejores resultados que en la primera vuelta de las primarias y contrarrestar el respaldo mayoritario que obtuvo la hija del anterior secretario general, Rafael González Tovar en Cartagena.

Outbrain