Economía
La Razón

Retrasar la llegada del AVE supondría perder 100 millones y 2.000 empleos al año

La infraestructura ferroviaria, según el PP, doblará la cifra de pasajeros, llegando al millón

Frente a los movimientos políticos y sociales que levantan la voz para intentar minar y retrasar la llegada del AVE a la Región, prevista en los Presupuestos Generales del Estado de 2018, el diputado nacional del PP por Murcia en el Congreso, Javier Ruano, valoró ayer la pérdida económica que supondría paralizar de nuevo la llegada de dicha infraestructura, ya que «se perderían anualmente 2.000 empleos y 100 millones de euros».

Recordó que el AVE no llegaría solo, dado que traería consigo la «consolidación de nuestro crecimiento económico» y la creación de empleo, por lo que incidió en el impacto «importante» de la puesta en funcionamiento del ferrocarril, que actuará «como un auténtico revulsivo tanto desde el punto de vista económico como turístico».

Ruano consideró que los esfuerzos del Gobierno regional y del Ministerio de Fomento deben enfocarse en una perspectiva positiva por parte de la sociedad civil, porque se trata de una oportunidad «única que debemos aprovechar, pues supondrá la superación de una vez del déficit ferrovial que se ha generado en nuestra Región en los últimos 100 años».

El AVE a Murcia, y luego a Cartagena y Lorca para llegar a Almería significará, a su juicio, «un impulso a la desestacionalización y una palanca de crecimiento en sectores tan vitales para la Comunidad como el turismo, el comercio o la restauración». En este sentido, remarcó que las inversiones ferroviarias siempre se traducen en «nuevas oportunidades para todos».

Asimismo, y según las estimaciones que barajaba el propio diputado, en términos de generación de negocio, insistió en que la actividad económica se verá incrementada en unos 100 millones de euros al año, lo que en cuatro años serán de 400 millones.

Más turismo

Igualmente, el número de pasajeros que harán uso del corredor Madrid-Murcia-Cartagena superará el millón durante los primeros años de funcionamiento, «lo que supondrá doblar la cifra actual tal y como ha sucedido en las principales conexiones de nuestro entorno».

Una infraestructura «clave, estratégica y esencial» que Ruano destacó como uno de los avances más importantes de la legislatura, no entendiendo las voces que reclaman un retraso en dicha estructura dado que posicionará a la Región como una autonomía más «moderna, sostenible y transformadora».

Outbrain