Crisis económica
La Razón

Inapelables datos del crecimiento español

Las cifras de afiliación a la Seguridad Social correspondientes al pasado mes de julio, con un registro de 18.489.329 trabajadores cotizantes, no sólo suponen el mejor dato desde 2008, sino que si los cruzamos con los del antiguo Inem, que arrojan el menor número de parados inscritos –3.335.924– de los últimos ocho años, reflejan con exactitud el cambio hacia el crecimiento sostenido de la economía española. Frente a esta excelente noticia, la oposición ha descargado su habitual batería de críticas sobre la supuesta mala calidad del mercado laboral que, sin embargo, no resisten el menor análisis serio. Se insiste, por ejemplo, en la temporalidad de los nuevos contratos, cuando el 73,2 por ciento de los trabajadores tienen un empleo indefinido, lo que supone 7,5 puntos más de los registrados en 2006. Si entonces, en plena burbuja económica, la temporalidad no se consideraba un problema, no se entiende la insistencia actual, cuando objetivamente crece el porcentaje de contratos indefinidos. Asimismo, junto a las buenas perspectivas el mercado laboral, el resto de los indicadores económicos se mantiene al alza, con especial incidencia en el consumo interno de los hogares y en la recuperación del sector industrial y de la Construcción. España ha dejado atrás la crisis y crece a buen ritmo, aunque el indeseable retroceso en la política de reformas que propone la oposición puede frustrar el éxito.

Outbrain