Medios de Comunicación
La Razón

‘GH Revolution’: poca audiencia y mucho sexo

Carlota y José María han protagonizado el primer ‘edredoning’ de una edición que se hunde en audiencias

A la nueva edición de ‘Gran Hermano’ su nombre le va al pelo: Revolution. Y es que los concursantes del reality de Telecinco han llegado a la casa de Guadalix de la Sierra del todo revolucionados y con las hormonas por las nubes, no así como sus audiencias que, tras varios programas, siguen estando por los suelos.

Unos pocos días les han servido a Carlota y José María para tener su primer revolcón bajo el edredón. A la nueva pareja les importó poco las cámaras y sus compañeros de habitación, y juntos en la cama dieron rienda suelta a sus instintos.

José María, antes de nada, mostró un poco de cordura en el momento y propuso una hora sin cámaras pero ella, según dijo, estaba ardiendo –“es que es como si tuviese un fuego”, comentó textualmente– y se desató la locura entre ambos.

Los continuos movimientos de las sábanas dejaban claro lo que estaba ocurriendo bajo de ellas. Y al concluir, Carlota se mostró preocupada porque según ella "se va a liar muy gorda".

Pero donde sí la tiene liada Telecinco es entre la audiencia. Y la guinda fue la noche de ayer donde ‘Gran Hermano: el Debate’ apenas sobrepasó el 8% con 1.040.000 espectadores situándose como cuarta opción de su franja.

Parece que este año los revolcones van a ser menos comentados y polémicos porque los adeptos a ‘GH’ se están borrando poco a poco, hundiendo cada vez más al que en su día fue un exitoso formato, y poniendo contra las cuerdas futuras ediciones del programa de telerrealidad.

Outbrain