Comunicación
Cecilia García

Ely del Valle: «El espectador debe formarse su propia opinión»

Presenta en La Otra, la segunda cadena de Telemadrid, «El círculo».

Las noticias no dan tregua; la competencia tampoco. En el marco de una oferta televisiva cada vez más amplia, lo que trae consigo la fragmentación de la audiencia, Ely del Valle estrenó hace unos días en La Otra, la segunda cadena de Telemadrid, «El círculo», un debate de actualidad política, económica y social, que se emite de lunes a jueves entre las 22:00 horas y la medianoche. Valentín Ortega presenta una pieza de quince minutos de noticias y después se da paso al análisis. «Estamos haciendo nuestro programa de la manera más digna posible para que el espectador se reencuentre con La Otra. Lo que pretendemos es que los que nos ven se formen su propia opinión, que no se sientan dirigidos», comenta. Para lograrlo, nada mejor que contar con un amplio abanico de periodistas para ofrecer un análisis pormenorizado y plural. «Son unos treinta y no me gustaría destacar a uno porque todos son buenísimos. Mi propósito es lograr unas tertulias equilibradas entre hombres y mujeres, de distintas ideologías, y también combinar la veteranía con la frescura que aportan los más jóvenes». Como en todos los espacios de estas características, hay que saber embridar a los tertulianos, algo en lo que ya tiene práctica. «Es muy importante que te respeten y, por mi experiencia, ya sé cómo calmarles o animarles si la conversación va perdiendo fuelle. Es buena la tensión informativa, no la confrontación».

El desafío independentista

En estos días la deriva soberanista producto del 1-O marca la agencia informativa ya que, como ella dice, «hay que abordarlo sí o sí porque, además, tiene bastantes aristas políticas, económicas, de convivencia entre los catalanes y de una parte de ellos con España. Nos afecta a todos. Por supuesto que estoy preocupada y los ciudadanos también. Solo hay que oírlos. Ahora están pensando: ‘‘¡qué follón!, ¿no irá a pasar nada?’’. Nuestra misión es explicarles lo que está sucediendo de la manera más sencilla posible. Por ejemplo, contarles en qué consiste aplicar el artículo 155 de la Constitución».

Sin embargo, aunque el pseudo referéndum al margen de la ilegalidad sea omnipresente, la periodista no pierde de vista la prioridad de la audiencia puesto que, «aunque es verdad que la situación de Cataluña está en la mente de todos, el interés de los televidentes, como bien dice el título del programa, se va ampliando en círculos: primero les importa lo que sucede en su barrio; después, en su ciudad; luego, en su comunidad... Y ahí, más aún estando en una televisión autonómica es donde debemos estar». Por eso en «El círculo»tienen cabida las noticias de consumo o cómo manejan los menores las nuevas tecnologías «porque son temas que nos tocan muy de cerca», explica. Para desengrasar la intensidad informativa, el espacio también incluye piezas de humor.

Del Valle admite, aunque no muchos lo dicen, que lo último que hace antes de acostarse es ver las últimas noticias y lo primero al despertarse, «ver qué audiencia hemos tenido. Es lógico, vivimos de ella y es la única manera de testar la acogida que tenemos. Nos exigimos al máximo todos los días. Por la buena salud del programa, cada jornada es como si fuese la primera».

Outbrain