Medios de Comunicación
Cecilia García

Fallece S. I. Newhouse, el empresario que creó la editorial Conde Nast

«Vogue», «Vanity Fair», «The New Yorker», «Architectural Digest», «GQ»... Todas estas revistas tienen algo en común: la pasión de S. I. Newhouse por las revistas de alta gama, las que ofrecen los mejores artículos, reportajes y entrevistas y las fotografías más espectaculares. Newhouse falleció ayer a los 89 años de edad. Era el presidente emérito de Conde Nast, un imperio editorial que aunaba el «glamour» con el periodismo. Junto a su hermano Donald heredó este patrimonio de su progenitor Sam Newhouse y él utilizó el sentido común y asumió algún riesgo para que tuviera una de las mejores posiciones entre las revistas, un sector tan especializado como errático, como se puede ver con otros títulos. Lo más importante de él es que sabía trabajar en equipo y, lo que es más importante, convirtió a algunos de sus editores en referentes para muchos de sus compañeros. Sucedió con Diana Wreeland y con Anne Wintour, ambas responsables de «Vogue», en especial con ésta última a la que convirtió en una celebridad. En su obituario, Wintour ha escrito: «Cada vez que veía con antelación la última entrega de ''Vogue'' con él me animaba a ir a por la portada menos esperada, la imagen más cautivadora». En ella estaba la moda y su vocación de crear tendencias; en «The New Yorker» priorizó que el criterio estuviese en «manos de sus editores, escritores y artistas».

Outbrain