Hoteles
La Razón

Hotel Kerry Hong Kong: Lujo asiático 2.0

El Hotel Kerry Hong Kong, inaugurado en abril, es un abanderado de la tendencia «urban resort», la nueva línea de hoteles 5 estrellas concebidos por la cadena Shangri-La, que destacan por un diseño moderno y funcional. Los «padres de la criatura» han sido el arquitecto Rocco Design y el interiorista hongkonés Andre Fu, fiel a su principio de decorar con un lujo distendido, sin concesiones a las ostentaciones gratuitas: «Me interesan las cosas simples, la relación entre el huésped y el hotel. La armonía, ir más allá de lo superficial y crear una interacción real entre la persona y el espacio». Toda una declaración de intenciones que ha cumplido al pie de la letra en el Hotel Kerry.

Más allá de sus 16 plantas y las 546 habitaciones (el 60% de ellas con vistas panorámicas del puerto Victoria y al fastuoso «skyline» de Hong Kong), el Hotel Kerry se ha convertido en uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad gracias a sus instalaciones recreativas y a las extensas terrazas ajardinadas que conectan con su entorno, en pleno corazón del bullicioso barrio Hung Hom. No sería descabellado calificar al Hotel Kerry como un alojamiento-museo: en sus instalaciones se pueden ver más de mil piezas encargadas a diferentes artistas asiáticos contemporáneos.

La otra gran baza del hotel es su variada oferta gastronómica, pensada para huéspedes y visitantes. Hay cinco espacios gastronómicos, entre restaurantes y bares, claramente diferenciados: el Loby Lounge, con menús basados en la cocina tradicional cantonesa; el Dockyard, orientado al público más joven, con «fast food», música en directo y una aplicación propia que permite elegir el menú y pagarlo desde el smartphone. En la séptima planta, Hung Tong hace honor al pasado de Hong Kong con las mejores delicatessen de la cocina clásica cantonesa; el Red Sugar Bar y su magnífica terraza (con vistas de 270 grados sobre la bahía) es el lugar preferido para ver el «skyline» con todos los edificios iluminados mientras descubrimos cócteles y cervezas artesanales. Para finalizar, el Big Bay Café cambia su aspecto tres veces al día con una amplísima oferta de cocina asiática y occidental.

Después de este apabullante despliegue, el Base Camp Sports incluye una gran selección de equipos de fitness, sauna y spa las 24 horas del día. No hay disculpa.

Outbrain