Hoteles
La Razón

Hoteles Silken, lugares con personalidad propia

La cadena posee una treintena de establecimientos con un estilo propio. El diseño, la ubicación, la atención al cliente y la arquitectura son parte de su ADN.

l grupo Hoteles Silken, fundado en 1995, se ha consolidado como un punto de referencia en el sector hotelero con presencia en una veintena de destinos, repartidos entre España y Andorra. Sus establecimientos han sido concebidos para ofrecer el mayor confort y satisfacción al cliente durante su estancia y crear una experiencia única, ya sea por motivos de ocio o de trabajo.

Sus alojamientos se caracterizan por ser urbanos, funcionales, singulares y confortables. Con un diseño y arquitectura que actúan como un valor añadido, Silken busca ofrecer el mayor grado de satisfacción a sus visitantes, a través de la fusión entre creatividad –tanto en la estructura de los edificios como en el equipamiento de los espacios– y la operatividad de sus empleados.

De esta manera, la cadena ha planteado desde sus inicios una estrategia basada en productos diferentes para el viajero, especialmente en lo que a diseño se refiere, ya que cada uno de los establecimientos que conforman el grupo cuenta con la búsqueda de los valores estéticos como común denominador. Entre ellos, se pueden destacar nombres reseñables dentro del panorama hotelero como el Silken Al-Andalus Palace de Sevilla, el Silken Gran Havana de Barcelona, ubicado en la histórica Casa Lorenzo Fradera, cuyos vanguardistas interiores contrastan con su bella fachada, el Silken Río situado en Santander o el Silken Indautxu de Bilbao, con una fachada de estilo clásico bilbaíno.

Además, los establecimientos de Hoteles Silken se han convertido en uno de los puntos de referencia para los clientes de negocios gracias a los servicios, instalaciones y la ubicación clave de los mismos. Sus cómodas habitaciones, junto a sus salones para convenciones y reuniones, garantizan al huésped una estancia placentera y productiva donde encontrar el perfecto equilibrio entre ocio y negocio.

El esfuerzo que Hoteles Silken realiza por la calidad y la continua mejora de los servicios e instalaciones queda reflejado en la Escuela Silken Alimentos y Bebidas (ESAB), un proyecto que se puso en marcha en 2011 y que continúa en la actualidad. Se trata del primer centro implantado por una cadena hotelera española para la formación continua de sus empleados. Allí, los alumnos adquieren nuevas ideas, habilidades culinarias y las competencias necesarias para el crecimiento personal y profesional, además de renovar sus actitudes y aptitudes en gestión de equipos y atención al cliente.

En la actualidad, Hoteles Silken se encuentra inmerso en un proyecto empresarial y de gestión por el que recientemente se han realizado mejoras en relación a las últimas novedades tecnológicas. A la renovación de su programa de fidelización «Sí by Silken» y la actualización de su web corporativa, hay que añadir los avances que reflejan el respeto del grupo al medio ambiente, por el que potencian el uso de materiales reciclables y la aplicación de sistemas de control para evitar pérdidas de energía. Además, el Hotel Silken Al-Andalus de Sevilla tiene un compromiso con la Federación Española de Enfermedades Raras a través de una acción solidaria por la cual recaudan fondos para apoyar los derechos de las personas afectadas por estas patologías mostrando así el compromiso social de la cadena española.

El lema «Pasión por la excelencia» se extiende a todas las áreas de la filosofía del grupo. El gusto estético en los espacios, la comodidad del equipamiento, la practicidad y decoración de sus instalaciones y la calidad en la atención al cliente consolidan el eslogan de Hoteles Silken haciendo sentir al huésped como en su propia casa. Más información en la web: www.hoteles-silken.com/es.

Outbrain