«La comida tiene que ser apetitosa para el paciente»

  • Dr. Javier Román García / Jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Ruber Internacional
    Dr. Javier Román García / Jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Ruber Internacional
El rincón de Marta Robles. 

Tiempo de lectura 2 min.

24 de octubre de 2016. 18:22h

Comentada

-¿Existe alguna dieta recomendada cuando se está en tratamiento contra el cáncer?

-En realidad lo más importante es que la dieta sea completa y equilibrada, rica en proteínas, pero apetitosa para el paciente, ya que en muchas ocasiones el apetito está disminuido y nuestros pacientes tienen dificultades para alimentarse adecuadamente.

-Y en cuando a las bebidas, ¿es necesario beber mucho líquido?

-Es muy importante. Hay que beber entre dos y tres litros diarios, pero en pequeñas cantidades y con frecuencia e intentando evitar que el paciente se llene de líquidos y pierda capacidad para comer y alimentarse. Beber mucho a lo largo del día, pero poco a poco es la mejor receta. A veces, cuando la capacidad de ingerir líquidos y sólidos por parte del paciente es pequeña, le aconsejo que el líquido sea leche o complementos alimenticios en forma de batidos y así mejoramos la nutrición mientras ingiere líquidos.

- ¿Y en cuanto a la frecuencia? ¿Hay que comer muchas veces al día?

-Es otra de las cuestiones clave. Lo que importa es el saldo final. Lo que se ingiere en un día completo. Lo más racional es fraccionar mucho las comidas, pero sin que pase mucho tiempo entre cada fracción. De ese modo el paciente con poco apetito no se enfrenta a un banquete tremendo en cada ocasión que es superior a sus fuerzas. Una pequeña cantidad se puede comer casi sin apetito y no sobrecarga el aparato digestivo. Se puede repetir sin fatigar al paciente y provocar la repulsa hacia los alimentos e incluso el vómito que, en realidad, es un paso atrás.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs