El robot que prepara los fármacos para pacientes oncológicos

Es capaz de manipular jeringas y virales, hacer extracciones de vehículo y fármaco de bolsas y viales y depositar las inyecciones de los mismos en el contenedor final de la preparación.

larazón.es.  Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

16 de septiembre de 2017. 11:41h

Comentada

Un robot de dos brazos mecánicos que pueden manipular jeringas y viales simulando los movimientos del personal elaborador de fármacos permite, en el Servicio de Farmacia del Hospital La Fe de Valencia, optimizar la preparación de medicamentos para pacientes con cáncer.

La Fe es el único hospital de la Comunitat Valenciana que emplea esta tecnología y en el mundo solo existen otros seis robots como este en funcionamiento, según ha explicado a EFE el director del área del Medicamento del centro hospitalario, José Luis Poveda.

Poveda ha destacado que se trata de un "sistema de robotización complejo" que presenta "ventajas", ya que existe "mucha seguridad" para evitar errores en la preparación de la quimioterapia que pudiera tener efectos no deseados en los pacientes.

"Las dosificaciones son muy complejas y el error humano siempre está presente", ha indicado Poveda, que ha añadido que este robot ofrece seguridad en la utilización y preparación de los fármacos.

También da seguridad en el caso de los profesionales que manipulan estos medicamentos peligroso, ya que con este sistema el contacto con el fármaco es nulo.

Hasta el momento, más de 160 pacientes oncológicos han podido beneficiarse de este nuevo robot para la manipulación de fármacos antineoplásicos, normalmente dirigidos a pacientes con cáncer.

Los brazos son capaces de manipular jeringas y virales, hacer extracciones de vehículo y fármaco de bolsas y viales y depositar las inyecciones de los mismos en el contenedor final de la preparación.

El dispositivo está conectado con el programa informático utilizado para la gestión integral del circuito farmacoterapéutico para pacientes oncohematológicos del Hospital La Fe.

El médico prescribe, la farmacéutica valida, la orden llega al robot, que indica al usuario el material necesario para la elaboración, el robot elabora el preparado controlando por gravimetría la exactitud de la elaboración y, finalmente, el personal de enfermería administra en las unidades de hospitalización o en Hospital de Día el tratamiento al paciente.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs