• 1

Soluciones modulares y «off grid» para afrontar la electrificación en África

  • Parque solar Noor Ouarzazate en Marruecos
    Parque solar Noor Ouarzazate en Marruecos / Masen
E. M. R.. 

Tiempo de lectura 2 min.

13 de noviembre de 2017. 17:14h

Comentada
E. M. R..  13/11/2017

La propuesta de Apsu no es la única que se ha podido ver esta semana durante la celebración del V Foro Internacional de Agua y Energías Renovables, Africagua, en Fuerteventura. Un cita que este año ha tenido como país invitado a Senegal y que se ha centrado en la electrificación de las zonas rurales. Organismos como el Instituto Tecnológico de Canarias han estado presentes con sus proyectos, como la primera central hidroeólica de El Hierro o las desaladoras modulares solares DesSol; propuestas para lugares aislados y para las cada vez más habituales emergencias climáticas, etc. Y es que la situación particular de los sistemas insulares presenta una gran oportunidad para los países africanos (sobre todo para los de la parte Occidental por cercanía) por esta simbiosis perfecta entre «agua y energía, que en nuestro caso van de la mando», explicó Gonzalo Piernavieja, director de I+D+i del ITC.

El continente tiene un potencial enorme para el desarrollo de renovables en un contexto de crecimiento de la población y de cambio climático y acuerdos de París. Según datos de la Agencia Internacional de la Energía Renovable, «se puede aumentar la penetración renovable en 310 GW en términos de capacidad para 2030», explican en un reciente estudio. Muchas de las soluciones tecnológicas planteadas han estado centradas en microrredes destinadas a la electrificación rural, sobre todo en países como Guinea Bissau donde el acceso a la electricidad sólo llega al 10%.

Marruecos tiene una gran apuesta por la energía solar (unos 14.000 kW para 2020) y por la desalación para cubrir las necesidades de las poblaciones más al Sur, mientras otros países como Senegal están más centrados en definir el mix más eficiente para conseguir un 100% de acceso a la electricidad en 2025 (en 2016 era del 32%). El país está haciendo un esfuerzo por incorporar de forma masiva las energías renovables. Desde el año pasado, por ejemplo, cuentan con un programa para instalar 50.000 farolas fotovoltaicas en las principales ciudades del estado.

África representa una buena oportunidad para los inversores y las empresas europeas. Como señaló durante el encuentro Alexander Huppertz, coordinador de proyectos del Programa de Cooperación en Energía Renovable África-UE (RECP): «La situación está cambiando. Los últimos tres años hay mucho interés por parte de las empresas europeas», explicó. También aprovechó para detallas esta plataforma, el RECP, que pone en contacto a inversores y empresas de uno y otro lado de forma que se solvente «el problema de falta de comunicación financiera, porque dinero hay». A través de su web se puede acceder a información sobre la situación de mercado de 16 países africanos, aunque la intención es seguir ampliando la lista y financiar nuevos proyectos, objetivo para el que cuentan con 540 millones de euros por convocatoria.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs