• 1

Un albergue juvenil cero emisiones

El ecohostel Bettmar de Las Palmas de Gran Canaria se ha convertido en el más sostenible del mundo. Así lo ha reconocido la Red Internacional de Albergues

  • Interior del albergue juvenil de Las Palmas de Gran Canaria
    Interior del albergue juvenil de Las Palmas de Gran Canaria

Tiempo de lectura 4 min.

23 de octubre de 2017. 17:50h

Comentada
Eva Martínez Rull 23/10/2017

El albergue Ecohostel Bettmar de Las Palmas de Gran Canaria ha recibido el premio HI Fondo de la Sostenibilidad, una iniciativa de Hostelling International. «El Bettmar es el alojamiento más ecológico de la ciudad; el primero “ecofriendly” de Canarias. Paneles solares calientan el agua de la casa, todas las bombillas son LED, el mobiliario es reciclado, todos los grifos disponen de pulsadores y aireadores lo que facilita un consumo eficiente de agua», explica Sergio Montoya, gerente de la Red Española de Albergues Juveniles (REAJ).

Con el premio de 12.000 euros se acometerá una instalación de autoconsumo conectada a la red con 24 paneles fotovoltaicos semitransparentes (de 155 W cada uno) en la cubierta del patio interior. Se calcula que con estos paneles se podrá cubrir el 58% de la demanda de energía anual.

Otra de las iniciativas es reutilizar lo que se ahorre de la factura de la luz en acumuladores eléctricos y en crear un parque móvil de bicicletas eléctricas. La idea es que para 2020 la instalación sea considerada de consumo casi nulo. De hecho, las obras supondrán una reducción anual de 4,7 toneladas de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

REAJ es un consorcio formado por todas las comunidades autónomas y el Injuve y se dedica a la promoción de los albergues juveniles para promover y facilitar la movilidad de las personas a través de una red de alojamientos de calidad con precios asequibles. Los más de 290 albergues en España forman parte de Hostelling International, la federación mundial de albergues. Una de las iniciativas «verdes» de esta entidad es el HI Fondo de la Sostenibilidad, con el que se ayuda a los albergues a reducir su huella de carbono. Cada vez que una persona realiza una reserva en un albergue, la entidad destina un porcentaje de la misma a la creación de un fondo ecológico y organiza esta competición mundial para premiar económicamente los mejores proyectos de entre todos los albergues del mundo. De hecho, no es la primera vez que REAJ gana este concurso. El Albergue As Corcerizas de Orense fue el premiado en 2013 y gracias a los 30.000 euros del galardón se convirtió la instalación en una isla energética.

Tampoco el concurso es la única iniciativa sostenible. «Dentro de nuestro ADN y misión, entre otras cosas, se encuentra promover la educación de los jóvenes, inculcando en ellos un mayor conocimiento, amor a la naturaleza, respeto a los valores culturales de los pueblos y las ciudades de todo el mundo...», explica Montoya. Otro ejemplo de su labor es que gracias a las donaciones de los alberguistas que compran o renuevan su carné se está comenzando a replantar con nuevos árboles zonas naturales degradadas. «Se solicita a quienes compran o renuevan su carné que realicen de forma voluntaria una pequeña donación de 0,50 euros a esta actividad y por cada medio euro que en REAJ recibamos con dicho fin, nosotros donaremos otro tanto más», matiza el portavoz de la organización.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs