• 1

El tapping, una técnica que busca el equilibrio energético

Esta joven terapia, que se puede autoaplicar, consiste en dar pequeños golpes en la cara y los dedos para deshacer desequilibrios energéticos. Hablamos con su introductor en España, Cipriano Toledo, que acaba de publicar el libro 'Tapping para todos'.

Tiempo de lectura 2 min.

16 de mayo de 2014. 10:08h

Comentada
19/5/2014

El tapping (golpeteo, en inglés) es una terapia nacida en Estados Unidos hace 30 años. Une técnicas de psicoterapia actuales con técnicas orientales antiguas y parte de la base de que cualquier problema tiene en su origen un desequilibrio energético.

"Yo no tengo ni idea de lo que es un desequilibrio energético porque nunca he visto ninguno", bromea el introductor del tapping en España, Cipriano Toledo. Él asegura conocer miles de casos de problemas solucionados con tapping, "sin efectos placebo, sugestión ni hipnosis".

Cómo es una sesión

Una sesión de tapping comienza hablando del problema que el paciente quiere resolver para que éste sienta miedo, dolor o ansiedad. Una vez el paciente experimenta la sensación negativa, comienza el tapping propiamente dicho, que consiste en dar pequeños golpes en la cara y los dedos.

"Al principio, todo el mundo se siente tonto pero a los diez o quince minutos empiezan a notar los efectos... ven que el dolor comienza a desaparecer, por ejemplo", explica Toledo.

Una terapia rápida

"El tapping es la terapia más rápida que existe", asegura Cipriano Toledo, que calcula que esta técnica sanadora puede conseguir resultados "en la décima parte que cualquier otra". La fobia a los insectos, por ejemplo, se puede solucionar en una sesión, que dura una hora.

"La ventaja es que no trabajamos problemas sino desequilibrios energéticos, y por lo tanto podemos tratar desde dificultades económicas hasta ansiedad, fobias o depresión", añade.

'Tapping para todos'

Cipriano Toledo acaba de publicar el libro Tapping para todos (Editorial Océano), que enseña cómo aplicar esta disciplina en casa. "Una de las cosas más bonitas del tapping es que te lo puedes hacer a ti mismo", explica.

En el libro, Toledo también narra casos de algunos de sus pacientes, como el de una mujer que, tras asistir a cuatro sesiones de tapping, superó la depresión en la que estaba sumida a raíz de la muerte de su hijo.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs