• 1

Hay un 5% de menores que está sin vacunar

También se evidencia un descenso de la cobertura de vacunación en el adolescente, franja en la que sólo se inmuniza el 79%, según dijeron los expertos en el Congreso de la Asociación Española de Vacunología

  • Image
R. S. .  Vaencia.

Tiempo de lectura 4 min.

04 de diciembre de 2017. 16:48h

Comentada
R. S. .  Vaencia. 4/12/2017

España es uno de los países de referencia en Europa en tasas de prevención infantil, alcanzando en 2015 coberturas en primovacunación superiores al 96%. De hecho, la vacunación de refuerzo en niños (entre uno y dos años) también cuenta con una cobertura similar. Pese a ello, existe un 5% de menores que no han sido vacunados y ello se debe, en la mayoría de los casos, a la desinformación (sobre todo en los colectivos en riesgo de exclusión social) y a la corriente de los antivacunas. Asimismo, también se evidencia un descenso de la cobertura de vacunación en el adolescente (la cifra se reduce al 79%) debido a la paulatina pérdida del contacto con el sistema sanitario según va ganando en autonomía.

Éstas fueron algunas de las conclusiones del 9º Congreso de la Asociación Española de Vacunología (AEV) que reunió a 300 especialistas en Valencia esta semana para debatir los avances en la materia y futuras estrategias que, según los expertos, pasan por mejorar la concienciación sobre la vacunación en el adulto y las coberturas vacunales. Según Amós García Rojas, presidente de la AEV, «el desconocimiento y la falta de concienciación es un hecho generalizado entre la población adulta», situación que se debe «a la falta de percepción de riesgo por parte del adulto a determinadas enfermedades infecciosas comunes que son prevenibles de esta forma».

Contra los argumentos de aquellos que ven las vacunas como un peligro, la presidenta del congreso, María Garcés-Sánchez, señaló que los datos avalan su importancia vital. «Desde 1990 la vacunación ha conseguido reducir en un 52% la mortalidad en menores de cinco años, lo que demuestra que estos fármacos se sitúan como una intervención de salud enormemente efectiva». Y subrayó que por cada euro que el sistema invierte en inmunización se consiguen unos ahorros directos e indirectos de 22 euros. Además, las vacunas suponen tan sólo el 1,8% del gasto farmacéutico total.

El marco del congreso también sirvió para hablar de las vacunas tetravalentes y de la importancia de que contengan en una segunda cepa B del virus de la gripe. Actualmente la mayoría de las inmunizaciones contra la gripe estacional son trivalentes, es decir, que protegen contra tres de las cepas del virus de la gripe: dos cepas A y una cepa B (o B/Victoria o B/Yamagata). Sin embargo, la protección proporcionada por la vacuna trivalente (TIV) contra la cepa B no es óptima cuando la cepa B incluida en la vacuna y la circulante proceden de linajes diferentes. Por lo tanto, la gripe B ha seguido siendo una causa importante de morbilidad y mortalidad en todos los grupos de edad (con una carga superior a H1N1 e inferior a H3N2). Además, desde el punto de vista sanitario, el uso de las vacunas tetravalentes en lugar de las trivalentes podría haber significado una reducción, en la última década, de hasta 1,6 millones de casos de gripe, 37.300 hospitalizaciones y 14.800 muertes en la UE, segun un estudio publicado en la revista «Human Vaccines & Immunotherapeutics».

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs