• 1

IOdetect, una plataforma pionera para detectar biomarcadores

España es el primer país del mundo que cuenta con una herramienta para encontrar la alteración de un marcador clave en los tratamientos de inmunoterapia: el PD-L1. A TU SALUD reúne en una mesa a los responsables de los primeros hospitales que la emplean

  • En la imagen, de izquierda a derecha, Rafael López , Lara Pijuan, Esmeralda de Frutos y Alfredo Carrato
    En la imagen, de izquierda a derecha, Rafael López , Lara Pijuan, Esmeralda de Frutos y Alfredo Carrato
  • Image

Tiempo de lectura 8 min.

17 de julio de 2017. 17:09h

Comentada
Pilar Pérez 17/7/2017

La oncología del siglo XXI necesita novedosas herramientas acordes a las necesidades de los nuevos tiempos: agilidad, rapidez, precisión, acumulación de datos y posibilidad de manejarlos. A esto se suma que los nuevos tratamientos sólo podrán ser efectivos si existen herramientas que permitan un mejor uso. Por eso, en la mesa redonda que se celebró en LA RAZÓN, A TU SALUD, en colaboración con Bristol Myers-Squibb (BMS), reunió a los principales actores que pueden explicar cómo funciona la primera plataforma que sirve para detectar la presencia de un biomarcador clave en inmunoterapia (PD-L1), una de las opciones terapéuticas más revolucionarias del último lustro en el campo de la Oncología.

Cabe subrayar que además de todas las ventajas que la plataforma recoge, su valor añadido es que España es el primer país en el que se emplea. «Nosotros lo que hemos hecho es patentarlo para que aquellos países a nivel BMS lo puedan emplear. Actualmente, sabemos que el equipo de Brasil, el grupo de países nórdicos, Israel, Australia y Canadá están interesados y posiblemente después del otoño pongan en marcha algo parecido, adaptado a sus países», comentó Esmeralda de Frutos, directora de la Unidad de Oncología de Bristol-Myers Squibb.

Aliado perfecto

De momento estamos ante una herramienta que se va a emplear en el plano asistencial, es decir, que va a facilitar el día de los oncólogos y patólogos en el abordaje del cáncer, en concreto, de pulmón. Este tumor es uno de los más agresivos y con más prevalencia y contar con instrumentos que ayuden a determinar qué clase –subtipo– es, resulta clave para posteriormente escoger un tratamiento y poder hacer un seguimiento del mismo. «Sí es cierto que en la actualidad nos piden que hagamos la determinación del PD-L1 antes y después de la terapia para ver cómo ha evolucionado el tumor», explicó la patóloga del Hospital del Mar, Lara Pijuán. Ellos, los servicios de patología, cobran especial relevancia con la llegada de la detección de los nuevos biomarcadores relacionados con la inmunoterapias.

Encontrar el PD-L1 no es un trabajo sencillo, como aseguró Pijuán, que también explicó la evolución en el diagnóstico del tumor de pulmón cantidad. «La evolución en el diagnóstico en el cáncer de pulmón ha variado mucho en los últimos 10 años, hemos pasado de hablar de carcinoma celular de célula pequeña a no pequeña. Actualmente se nos pide mucho más a los patólogos, en concreto en el primero ahora distinguimos entre escamoso y no escamoso. Y porque sabemos que este tipo tiene muchos biomarcadores que van a poder ayudar a los oncólogos a dar un tratamiento más dirigido, algo que ocurre con el PD-L1», contó la patóloga.

Las complicaciones derivan de que «las muestras cada vez son más pequeñas, por que el 70% de los cánceres de pulmón se va a detectar en estadíos avanzados, y no vamos a tener una pieza quirúrgica entera. Apenas contamos con biopsias bronquiales de 4 mm o cilindros de 10 mm de tejidos y esto nos ha llevado a gestionar mejor los recursos –puntualiza Pijuán y continúa–. La lectura del PD-L1 es inmunohistoquímica, algo que los patólogos estamos acostumbrados a leer, pero en este caso es un poco especial porque hay que entender primero el cáncer de pulmón, cómo es y luego leer el PD-L1, porque hay células que nos pueden llevar a confusión y dar un resultado falso-positivo».

Contar con la plataforma ha sido, según los ponentes, una decisión más que acertada a la que ven como una herramienta más, clave, en su día a día. Alfredo Carrato, jefe de servicio de Oncología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, manifestó que «nosotros tenemos un centro de gran volumen de pacientes en el que la opción de contar con la plataforma IOdetect supone una oportunida.d para seleccionar a los candidatos a la inmunoterapia. A fecha de hoy llevamos un centenar de muestras ya procesadas, la mayoría de ellas de fuera del hospital» Esta afirmación pone de relieve que la plataforma está abierta a todos y que supone dar homogeneidad al sistema, puesto que desde unos centros de referencia de toda España –Hospital Ramón y Cajal en Madrid, Hospital del Mar en Barcelona, Hospital Universitario Marqués De Valdecilla de Santander, Complejo Asistencial Hospitalario de Salamanca y el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela– se puede enviar la prueba y desde éstos dar respuestas al resto en poco tiempo. «Es una opción de abrir este campo en otros hospitales en los que no existe esta posibilidad», añade Pijuán. Por el momento, «podemos con todo, veremos en un futuro, si se desbordase la situación, supongo que se ampliaría el número de hospitales», apuntó el jefe de Oncología del Ramón y Cajal.

Por su parte, Rafael López, jefe de Servicio de Oncología del Hospital de Santiago de Compostela añadió que «forma parte de la evolución de la Medicina. Tenemos la obligación de tener más información para poder ajustar mejor los tratamientos, hasta hace relativamente poco se hacía una medicina empírica, poblacional. En un futuro, que ya está empezando, al paciente individual lo estudiaremos mucho y veremos si tiene altas probabilidades de que un fármaco o terapia le funcione antes de dárselo. Y el cambio viene de la delimitación de las mutaciones, de los cambios del PD-L1. Y seguro que llegarán más determinaciones».

Características

La agilidad en la obtención de resultados es una cualidad que subrayó Carrato: «En apenas 48 horas está todo listo para ser enviado al centro correspondiente y, además, se gestiona todo a través del ordenador, vía informática, con lo que la celeridad en la respuesta es incluso mayor que una inmunohistoquímica convencional dentro del sistema público. Por ello es muy importante trabajar codo con codo con los miembros del equipo multidisciplinar, con los patólogos, y creo que también con el neumólogo, quien debía de ser también parte del mismo, para que incrementase los pases de la ‘‘cucharilla’’ en la broncoscopia y cogiese un par de muestras más para que hubiera más material de estudio». Pijuán subrayó que el cambio de actitud de los oncólogos, en la petición de más tejidos para muestras, representa un cambio de paradigma clave. «Están todos muy concienciados», exclamó la patóloga del Hospital del Mar.

A la rapidez, López sumó la calidad: «Esto es muy importante, porque tenemos garantías de que todos los que realizan estas determinaciones cuentan con una formación muy buena y una calidad en los datos que es necesaria y, al mismo tiempo, imprescindible». Como patóloga, Pijuán apuntó las ventajas de IOdetect: «Particularmente me gusta la obtención de los datos de la plataforma. Uno mismo puede compararse con otros centros y ver que la proporción de tumores que expresan o no expresan PD-L1 encaja perfectamente con el resto de nivel nacional y no te sientes tan sólo». Los ponentes de la mesa se mostraron de acuerdo en las ventajas de la inmediatez en los resultados y en la homogeneidad que aporta equidad al sistema.

Desde BMS hacen un seguimiento a los centros escogidos para conocer su día a día y saber, de primera mano, cómo la herramienta se adapta a sus exigencias, «contamos con un soporte por parte de ellos muy importante», recalcó Pijuán. «Estamos ante una herramienta muy dinámica que veremos crecer los próximos meses, aunque en un año o dos en vez de sólo PD-L1 necesitemos más y se amplíe la plataforma», concluyó López.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs