• 1

«La tecnología debe eliminar los silos en la atención sanitaria»

Juan Sanabria / Presidente de Philips en España

  • Juan Sanabria / Presidente de Philips en España
    Juan Sanabria / Presidente de Philips en España

Tiempo de lectura 5 min.

30 de octubre de 2017. 15:37h

Comentada
Pilar Pérez 30/10/2017

Tras las desinversiones en electrónica de consumo y la reciente separación del negocio de iluminación en una compañía independiente, Philips, compañía con más de 125 años de historia, ha decidido centrarse 100% en el ámbito de las tecnologías de la salud, con innovaciones en todo el ciclo de salud, desde la promoción de la salud, la prevención, diagnóstico y tratamiento hasta los cuidados en el hogar. Philips tiene hoy día una propuesta de valor ante las organizaciones sanitarias como socio y aliado capaz de romper silos en la atención sanitaria, aunando datos, tecnología y procesos, de manera integral, alrededor del paciente. Y todo ello poniendo especial foco en la digitalización y la conectividad como elemento integrador de todo este ciclo dentro del hospital y también entre el hospital y el hogar.

-Desde Philips hay una fuerte apuesta por la Medicina 2.0. Como compañía referente del sector, ¿cuáles son o deben ser los pilares en los que se asienta esta nueva revolución médica?

-Como se estrae de nuestro informe «Future Health Index 2017», la clave de la sostenibilidad del sistema de cara a los retos de futuro depende de tres elementos: el nivel de acceso a unos cuidados de salud y sanitarios continuados, el nivel de integración de esos cuidados en el continuum asistencial y el nivel de conectividad o uso de TICs para conseguir todo lo anterior. La conectividad es precisamente una gran oportunidad para proporcionar unos cuidados de salud continuados a los pacientes, eliminando silos y barreras. Philips a día de hoy es una compañía líder en el uso de las TICs en el ámbito hospitalario, poniendo a disposición de las organizaciones herramientas que permiten a los profesionales compartir y gestionar la información clínica, radiológica o histológica del paciente para una mejor toma de decisiones que abunde en diagnósticos precisos, tratamientos menos invasivos, menos agudizaciones y en definitiva mejores resultados de salud. También avanzamos en soluciones que conectan el hospital con el hogar en pacientes crónicos y en soluciones conectadas para promover hábitos saludables.

-Más allá de las mejoras en instrumentos de diagnóstico y terapéuticos, se busca que los profesionales tengan todo el conocimiento para «exprimirlas» al máximo. ¿Cómo lo hacen?

-En general, vemos una complejidad asociada a la usabilidad de los sistemas, al incremento masivo del volumen de datos, la concentración de los recursos en la atención a los agudos, y las limitaciones inherentes a la falta de integración. Esto genera sistemas basados en volumen y coste, en vez de sistemas basados en valor que hacen un uso óptimo de sus recursos. En Philips ponemos a disposición de nuestros clientes un amplio portfolio de soluciones, pero cada una ellas conlleva un servicio único de consultoría, formación y atención para reducir la curva de aprendizaje de los profesionales y ayudarles a sacar el mejor partido a la tecnología que tienen en su hospital. A esto llamamos «hands-on solutions» diseñadas para apoyar los clínicos en la difícil tarea de mantenerse tecnológicamente actualizados y formados en todo momento.

-El famoso «big data» es una de las armas más poderosas en Medicina. ¿Cómo debe ser la gestión y los errores a evitar?

-Este tipo de herramientas harán la medicina más precisa y más personalizada, y Philips está en la vanguardia. La clave desde nuestra perspectiva es un conocimiento profundo de las necesidades clínicas, un uso de los datos orientado a los resultados de salud para el paciente y un trabajo codo con codo con las organizaciones sanitarias en el diseño de procesos y gestión de la tecnología y los datos que ésta proporciona. Creemos que Philips tiene una posición única como socio de elección para las organizaciones sanitarias, no sólo como proveedor de tecnología sino como aliado en la gestión de las patologías y los procesos clínicos, incluyendo herramientas tan potentes como el «big data». Un ejemplo es la Unidad Provincial de Anatomía Patológica de Granada, la primera en España que cuenta con un Laboratorio en red 100% digital, donde todas las preparaciones se trasforman en imágenes que se gestionan, diagnosticas e informan de forma digital. Cuenta con nuestra solución «IntelliSite Pahology Solution» permite la digitalización de las muestras histopatológicas y su integración con los Sistemas de Gestión Informática de Laboratorio para una gestión integral digital de la imagen y el correspondiente diagnóstico. El objetivo de Philips en este área es contribuir a la trasformación digital, que comprende desde la digitalización de imágenes hasta el desarrollo de soluciones automatizadas de análisis de imagen por medio del «Deep Learning», primer paso hacia una patología computacional.

-La tecnificación de los procesos en la práctica clínica sólo es un paso para agilizar y facilitar a médicos y pacientes procesos de diagnóstico y terapéuticos, ¿cuál debe ser el grado de inclusión tecnológica sin caer en el abuso?

-No se trata tanto de la cantidad de tecnología sino del uso que le damos. Es preciso pasar de una atención sanitaria basada en volumen a una atención basada en valor. Y la tecnología es parte y protagonista de esta transformación. Hoy día, los sistemas deben ser capaces de comunicarse entre sí, los datos tienen que estar disponibles cuando y donde deben tomarse las decisiones. Desde nuestra perspectiva, la clave está en crear soluciones integradas que conecten personas, tecnología y datos a lo largo de todo el continuum de salud. La tecnología debe ayudar a eliminar los silos en el conocimiento. Y además, debe liberar a los sistemas sanitarios de lo superfluo, con innovaciones tecnológicas que proporcionen más precisión e intervenciones mínimamente invasivas, acercando a los clínicos a un diagnóstico y un tratamiento siempre correcto y a la primera.

-Una de las ventajas de estos procesos es la mejora y optimización de la gestión. ¿Cómo se consigue?

-Contamos con un equipo de consultoría de servicios de transformación de la salud que trabaja en estrecha colaboración con las instituciones sanitarias para lograr mejoras clínicas y operativas, así como para diseñar entornos centrados en el paciente, desde el hospital hasta el hogar. En muchos casos, incorporamos recursos clínicos, de servicio y técnicos en la organización de nuestros clientes. Desarrollamos conjuntamente indicadores clave de rendimiento para medir nuestro progreso en el cumplimiento de sus principales retos. Este enfoque nos ha permitido crecer al lado de nuestros clientes, compartiendo riesgos y resultados y creando nuevos protocolos de atención que mejor responden a las necesidades de sus pacientes.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs