• 1
Salud / 13/03/2017 06:58 Eva S. Corada .  | Madrid.
Ni la adicción es un vicio ni la enfermedad mental se elige

Una campaña busca explicar de forma científica los mitos asociados a la patología dual, enfermedad en la que confluyen un trastorno adictivo y uno mental

Foto:
Foto:
ingimage

Confrontar creencias y principios morales con hechos científicos no es fácil. El estigma es algo muy difícil de erradicar y más aún si de lo que se está hablando es de la adicción y de la enfermedad mental. Sin embargo, eso es lo que pretende la Fundación de Patología Dual a través de la campaña «¿Y tú te lo crees?»: explicar científicamente algunos mitos en torno a esta enfermedad que se da cuando confluyen un trastorno adictivo y otro mental.

Mitos como que fumar porros es más sano que fumar tabaco; que la adicción es un vicio; o que es adicto el que quiere. «La adicción es un trastorno mental. Y nadie elige ser enfermo mental –explica Nestor Szerman, presidente de la Fundación de Patología Dual– lo mismo que nadie elige ser adicto. Las personas que consumen drogas no se vuelven adictas por decisión propia, sino porque tienen una mayor vulnerabilidad genética a serlo».

Por eso, y según datos contrastados, sólo una de cada diez personas expuestas a sustancias con capacidad adictiva va a desarrollar una adicción. Aún así, la prevalencia de la patología dual en España es superior al 50% entre los pacientes que acuden a centros de salud mental y/o adicciones. El perfil tipo correspondería al de un varón con esquizofrenia adicto a las sustancias. A él se ajustaba Eduardo Matute, paciente con patología dual que, gracias al apoyo de su familia y de la ayuda profesional, ha conseguido salir adelante y reconducir su vida. Ahora trabaja como voluntario en varias asociaciones y, con su ejemplo, quiere evitar que muchos jóvenes vivan el infierno por el que pasó el. El arte le ha ayudado también en todo este proceso y, por ello, quiere contribuir a derribar otro mito que sostiene que las drogas favorecen la creatividad. «Ahora me dedico al arte y puedo decir que no es cierto; mis mejores obras y mis mejores experiencias en el mundo del arte las he tenido cuando no estaba bajo el efecto de sustancias» cuenta Matute. Que la adicción al juego no es una enfermedad mental o que el que tiene una adicción es peligroso son otras de las falsas creencias que esta campaña quiere erradicar.

Exclusión social

A los problemas intrínsecos que conlleva una enfermedad así hay que sumarle los prejuicios que acarrea. «Las personas con trastorno mental han vivido mucho tiempo apartadas y excluidas, y cuando consumen drogas el riesgo de exclusión social crece exponencialmente», apunta Nel González, presidente de la Confederación Salud Mental España, entidad que ha colaborado en la puesta en marcha de esta campaña. Por eso, señala, «no se trata de pensar en si consumir drogas está bien o mal, sino en que estamos ante un problema de salud y que estas personas tienen el derecho a acceder a una asistencia integral y continuada. Se encuentran en territorio de nadie».

Mediante la difusión de 10 vídeos la campaña explica las principales controversias sobre adicciones y enfermedades mentales. Se puede ver en www.ytutelocrees.es

destacados
TOSTADERO DE NOTICIAS
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
LOS BLOGS DE ATU SALUD
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...