• 1

Premio europeo por añadir valor para los pacientes

El Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro es el primer centro público de la Comunidad de Madrid que logra el prestigioso galardón que concede la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad

  • Foto de familia de los responsables del Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro, Madrid, durante la gala de entrega la pasada semana
    Foto de familia de los responsables del Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro, Madrid, durante la gala de entrega la pasada semana

Tiempo de lectura 4 min.

06 de noviembre de 2017. 15:34h

Comentada
Raquel Bonilla 6/11/2017

La Medicina del siglo XXI es sinónimo de innovación, tecnología, recursos... Pero también de humanización, es decir, de un trato más personalizado y cercano con el paciente. En España hay buenos ejemplos de ello, como el Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro (Madrid), que acaba de recibir el Premio Europeo de Excelencia que concede la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad (EFQM, por sus siglas en inglés) por el concepto de «añadir valor para los pacientes». Así, este galardón reconoce internacionalmente al hospital como referente europeo por la dedicación y los proyectos de atención a sus pacientes y lo convierte en el primer centro público de la Comunidad de Madrid en obtenerlo. «Supone un reconocimiento externo al trabajo realizado por todos los profesionales durante los últimos años, además de un estímulo para seguir en este camino hacia la excelencia», asegura Marta Sánchez Menan, directora médica del Hospital Universitario Infanta Elena.

Premio europeo por añadir valor para los pacientes

Pero, ¿en qué se traduce esa excelencia de cara al paciente final? Tal y como explica Gema Sánchez Gómez, responsable del Servicio de Admisión y Servicio de Atención al Paciente e Información del centro sanitario, «supone una cultura compartida de trabajo, generar un clima de confianza en nuestros pacientes a través de la excelencia en el trato de nuestros profesionales como elemento diferenciador. Abarca múltiples aspectos, como la presentación del profesional que está atendiendo, la atención médica en urgencias en menos de 30 minutos, el portal del paciente, nuestros sistemas de informacion en diferentes áreas, la eliminación de trámites burocráticos, control de la satisfacción del paciente, control y objetivos de demora en consulta y pruebas, etcétera».

Más humano

Esta filosofía de trabajo pretende alcanzar una asistencia sanitaria y especializada más humanizada en diversas áreas del hospital, que suponga mayor confortabilidad y una estancia más amable para los pacientes, sus familias y los profesionales que los atienden. «Hemos puesto en marcha una serie de iniciativas, por ejemplo, en la UCI, hemos flexibilizado los horarios de las visitas y creado la figura del cuidador principal que puede acompañar al paciente las 24 horas, entre otras medidas. En obstetricia hemos implantado la cesárea humanizada o acompañada, que consiste en permitir a los padres participar en el nacimiento de su hijo cuando éste se produce por cesárea. Además, permitimos a los papás acompañar al quirófano a los niños para que sea menos dramático para ellos», confirma Leticia Muller, responsable del Servicio de Calidad del Hospital Infanta Elena de Valdemoro.

Aunque el trabajo bien hecho está dando sus frutos, los profesionales del centro son conscientes de que todavía queda mucho por hacer: «Hace falta seguir desarrollando los servicios no presenciales, ya puestos en marcha en muchas de las especialidades, para evitar que el paciente acuda al hospital en todas aquellas situaciones que no le aportan valor, pero sin embargo seguir controlando su patología; ir aprendiendo de los mejores hospitales, en España y en otros países, para ir aplicando mejoras en todos los proyectos ya iniciados», confirma Sánchez Menan.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs