• 1

Siete consejos para sobrevivir al cambio de hora

Ata Pouramini destaca la importancia de la luz natural en nuestro bienestar

  • La madrugada del domingo se retrasa un hora el reloj
    La madrugada del domingo se retrasa un hora el reloj / Efe
S.S..  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

25 de octubre de 2016. 11:34h

Comentada
S.S..  Madrid. 25/10/2016

ETIQUETAS

Este fin de semana el día pasa a tener una hora menos de luz para los menos madrugadores. Comienza a anochecer a eso de las seis de la tarde y quien más y quien menos, pasa todo su tiempo de ocio diario bajo la luz artificial de las lámparas.

La “oscuridad natural” influye en nuestro estado de ánimo en particular y en nuestra salud en general. ¿Qué podemos hacer para evitar los estados de tristeza injustificada?

Ata Pouramini, director de Quiropractic Group y autor de “Tú eres tu Medicina” nos propone los siguientes consejos para que el cambio horario pase desapercibido por nuestras vidas.

1. Exponte directamente a los rayos solares, sin protección, unos quince minutos al día. De esta manera, tu organismo se “cargará” de la vitamina D necesaria para su conocida labor de absorción del calcio. Pero también, y en relación al tema que nos ocupa, como reguladora natural de funciones básicas la salud mental, como el sueño, lo que nos induce al descanso y equilibrio emocional.

Puedes aprovechar la hora de comer para hacerlo al aire libre, y así tu organismo sintetizará la vitamina antes de que pases por la ducha. Si te duchas nada más tomar el sol sin protección, la eliminarás al frotarla con el jabón.

2. A pesar de nuestro clima privilegiado, Pouramini advierte que son muchas las personas con carencia de vitamina D3, por lo que, y, si procede tras un pequeño estudio de sus niveles, recomienda la toma de suplementos . Se pueden adquirir capsulas individuales de Vitamina D3 que complementen a minerales de los denominados “antidepresivos” como el cinc, el calcio y también la vitamina B12.

3. Los alimentos, si no pierden sus propiedades en la absorción, pueden ayudarnos a evitar la tristeza otoñal. El experto recomienda algunos que, además de favorecer un buen estado de ánimo, sean ligeros y no nos aporten calorías innecesarias y grasas saturadas, muy perjudiciales para la salud. Tomad nota: algas, pipas de calabaza, espinacas, pavo y bonito.

4. Además, en los días de ajuste, Ata Pouramini te recomienda acudir al rey de la llamada “mood food”, la comida feliz, conocida así por propiciar buenos niveles de serotonina. El chocolate consigue estimular la producción de triptófano en la sangre, un precursor de la serotonina. Pero, ¡atención! , el experto se refiere al chocolate de la más pura composición, el que supera el 70% en cacao.

5. En cuanto al ejercicio, lo mejor es el cardiovascular, que estimula las endorfinas, las hormonas de la felicidad, pero nunca por la noche, hasta que nos hayamos acostumbrado a que oscurezca antes. Nos excita y dificulta el sueño.

6. Este último factor, un sueño reparador es la clave para que lo que debería ser un simple ajuste a nuevas rutinas no se convierta en un problema depresivo. Así que si no logras conciliar el sueño, relájate dos horas antes de acostarte. Nada de dispositivos electrónicos. Por supuesto, fuera el trabajo y, si es preciso, pregunta al médico sobre la posibilidad de tomar algún suplemento de melatonina, un inductor natural. Los somníferos son palabras mayores, para otro tipo de dificultades y otro tipo de pacientes.

7. Por último, asesórate en revistas o en tiendas de especializadas sobre como iluminar tu casa para evitar esos tonos mortecinos y esas oscuridades que tanto afectan a nuestro ánimo, muchas veces sin que seamos conscientes de ello. Combina luz directa con indirecta, huye de fluorescentes para las cocinas y baños y decora con velas relajantes.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs