Actualidad

«Sólo un 5% de la población adulta tiene su encía sana»

Hablamos con el Dr. Miguel Carasol y el Dr. Antonio Lorente, coordinadores de la Unidad de Periodoncia Hospitalaria, integrada en el Servicio de Cirugía Maxilofacial del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, grupo Quirónsalud

Publicidad

1- ¿Por qué han creado la Unidad de Periodoncia Hospitalaria?

Hoy en día sabemos que la periodontitis es una infección que no solo afecta a la boca. La encía enferma se desprende del diente, creando una herida interna. Está confirmado que este estado inflamatorio crónico puede influir negativamente en varias enfermedades muy importantes, fundamentalmente la patología cardiovascular asociada a la arteriosclerosis, como son los infartos de miocardio, los accidentes cerebrovasculares o la patología vascular periférica. También el papel de la inflamación crónica es muy notable en el proceso de la diabetes tipo 2 en adultos.

2- ¿Qué ventajas aporta para el paciente esta nueva unidad hospitalaria?

Publicidad

La colaboración entre los servicios de Cardiología, Endocrinología y Cirugía Maxilofacial, a través de esta unidad, es muy importante. Hay que tener en cuenta que por la consulta del dentista pasan muchos pacientes que piensan que están sanos a nivel general y no suelen ir al médico, de modo que la consulta se convierte en un centro de prevención y diagnóstico precoz notable.

Publicidad

3- ¿Por qué es algo pionero en España?

Por primera vez la periodoncia se incorpora a nivel hospitalario como una ayuda más en el control del estado de salud general del paciente, que es uno de los grandes objetivos de la Sanidad. Sería una temeridad decir que si previenes o tratas la periodontitis no tendrás infartos o diabetes; pero es un riesgo añadido a los clásicos ya conocidos, por lo que, si se puede mitigar, beneficiará no solo al estado bucodental del paciente, sino a su bienestar general.

4- ¿Qué problemas de salud pueden tratarse de forma habitual en esta Unidad de Periodoncia?

Todos los derivados de la patología periodontal comentada, gingivitis y periodontitis, pero de una forma más global, ya que la boca no es «una caja» aislada del resto del organismo.

Publicidad

5- ¿Cuántas personas padecen gingivitis en nuestro país?

Estudios epidemiológicos realizados por nuestro grupo indican que sólamente un 5% de la población adulta tiene su encía sana. Un gran porcentaje de la misma padece gingivitis, que es una inflamación crónica de la encía, pero que no llega a destruir los tejidos que sustentan al diente. Sin embargo, si se cronifica la situación, en algunos casos puede conducir a que se desarrolle una patología mucho más grave, que es la periodontitis. En esta Unidad se trata la gingivitis con las medidas que aconsejan el sentido común y la evidencia científica; es decir, la enseñanza y el control de la higiene bucodental del paciente y de los factores de riesgo comentados; la eliminación de la placa y el cálculo (sarro), que está relacionado con la inflamación, y, por encima de todo, la revisión periódica cada seis meses en la consulta dental.

6- ¿Qué es la periodontitis y cómo se trata en la Unidad de Periodoncia?

Es una enfermedad crónica de origen bacteriano en la que sí existe una destrucción de los tejidos que sujetan los dientes, es decir, la encía y el hueso de los maxilares donde están incluidas las raíces. Este proceso suele ser de evolución lenta e inadvertida al principio. No diagnosticada o no tratada a tiempo, la periodontitis puede complicar mucho la situación de la boca, llegando a la pérdida de dientes, con consecuencias muy serias. Aunque en España el 37% de la población mayor de 35 años sufre periodontitis –y el 65% en mayores de 65 años–, la buena noticia es que el 90% de los casos son moderados, por lo que el tratamiento en fases iniciales es poco agresivo. El 10% restante corresponde a la periodontitis avanzada y su tratamiento es más complejo.

7- ¿Qué consecuencias provoca una mala salud bucodental?

Las consecuencias a nivel local son muy importantes. La caries y las enfermedades periodontales tienen efectos devastadores en la boca, por lo que se altera el equilibrio tan complejo de la misma. Las consecuencias, además del dolor, inflamación o abscesos, afectan a una encrucijada clave para la respiración, fonación, masticación, sentido del gusto, estética, relaciones personales, etc. Si, además, resaltamos la importancia de prevenir el cáncer oral y sus consecuencias absolutamente desastrosas para la vida y calidad de vida del paciente, se comprende que la integración de esta Unidad en un Servicio de Cirugía Maxilofacial tenga mucho sentido.

8- ¿Cómo se realiza el tratamiento integral de los pacientes?

En nuestra Unidad, además de las pruebas diagnósticas periodontales, se valora la historia clínica del paciente y, en general, se tomarla tensión arterial, la talla, el peso, el índice de masa corporal, etc. En los casos que sea aconsejable, se obtienen con una gota de sangre en un dedo valores de glucosa, colesterol, etc. Todos los pacientes rellenan dos cuestionarios muy sencillos para valorar el riesgo cardiovascular y de diabetes y aquellos con riesgo son remitidos al especialista. Por su parte, los médicos disponen de un cuestionario muy sencillo en el que se valora la posibilidad de que el paciente padezca periodontitis. Si es así, se le remite a nuestra Unidad para una valoración más detallada.

9- ¿Qué medidas de higiene bucodental debe realizar el paciente en su casa?

Esta cuestión es esencial, ya que nada de lo que hagamos los profesionales tendrá éxito si el paciente no adquiere un hábito de higiene bucodental diario y adecuado. Esto no implica grandes sacrificios, ya que se trata de utilizar un cepillo de dientes con pasta, dos-tres veces al día durante dos minutos cada vez, más el empleo de pequeños cepillos entre los dientes (interproximales) si hay hueco para ello. Si a eso añadimos intentar eliminar los factores de riesgo comentados y las visitas regulares al dentista, las probabilidades de mantener una boca sana son muy altas.

10- ¿La Unidad es apta para niños?

Está concebida para tratar a cualquier paciente con patología de las encías. Además, está integrada en el Servicio de Cirugía Maxilofacial del Hospital Ruber Quirón Juan Bravo, que cuenta con profesionales de la odontología, incluidos ortodoncistas, por lo que la atención integral a los pacientes, incluidos niños, está garantizada.