• 1

Una bacteria del mosquito del dengue y malaria reduce su transmisión

  • Mosquito Anopheles gambiae, transmisor de la malaria
    Mosquito Anopheles gambiae, transmisor de la malaria / Efe
Efe.  Washington.

Tiempo de lectura 2 min.

24 de octubre de 2014. 06:59h

Comentada
Efe.  Washington. 24/10/2014

Una bacteria del intestino del mosquito transmisor puede contribuir a reducir la infección por el parásito de la malaria y el virus del dengue, lo que la convierte en un agente a estudiar para posibles medicamentos, según una investigación publicada en la revista «PLOS Pathogens».

El estudio, dirigido por George Dimopoulos, de la Universidad Johns Hopkins (EEUU), indica que la bacteria «Chromobacterium sp.» (Csp_P) puede reducir «significativamente» la infección de los mosquitos por los parásitos de la malaria y el virus del dengue.

Los investigadores aislaron previamente la bacteria extraída de un mosquito «Aedes aegypti», transmisor del dengue, y examinaron sus acciones tanto en los mosquitos como en los patógenos, causantes de las enfermedades.

Los expertos añadieron la bacteria a agua azucarada con la que alimentaron a los mosquitos y encontraron que la bacteria puede colonizar los intestinos medios de los «Anopheles gambiae» y «Aedes aegypti», transmisores de la malaria y el dengue, respectivamente.

«La colonización del tejido del intestino por esta bacteria activa la respuesta inmune del mosquito», indican en el estudio que apunta, además, que su ingestión «reduce significativamente» la susceptibilidad del mosquito a ambas infecciones, lo que le convierte en un vector menos competente.

También descubrieron que la exposición y la ingesta de la Csp_P puede reducir la vida de los mosquitos adultos y larvas, de ambas especies.

La malaria o paludismo es una enfermedad causada por parásitos del género Plasmodium que habitan en los mosquitos anofeles y pasan al ser humano con la picadura de los insectos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que cada año se producen entre 50 millones y 100 millones de infecciones por el virus del dengue en el mundo.

Cada año, unas 500 000 personas que padecen dengue grave -niños en una gran proporción- necesitan hospitalización y, de ellos, fallecen aproximadamente un 2,5 por ciento, según la OMS.

Por otra parte, al probar en el laboratorio si la Csp_P podría actuar directamente contra los patógenos, encontraron que la bacteria, probablemente produciendo metabolitos tóxicos, puede inhibir el desarrollo del Plasmodium en diferentes etapas y también neutralizar la efectividad del virus del dengue.

Los autores, que advierten de que son necesarios más estudios, sugieren que estos metabolitos tóxicos potencialmente podrían desarrollarse en fármacos terapéuticos para combatir ambas enfermedades.

«Su amplio espectro de propiedades anti-patógenos junto con su capacidad para matar a los mosquitos hacen del Csp_P un candidato particularmente interesante para el desarrollo de nuevas estrategias de control de los dos principales vectores de estas enfermedades», concluyen los investigadores.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs